El Deportivo

España sin su “bandera”


Madrid / El País
Un terremoto sacudió el viernes al fútbol español. Luis Aragonés, el seleccionador nacional, hizo pública la lista de jugadores que se enfrentarán el siete de octubre a Suecia, en partido clasificatorio para la Eurocopa 2008, y el 11 a Argentina, en un encuentro amistoso. El técnico nombró a 18 futbolistas. Raúl, el capitán de la selección, su máximo goleador, no está entre ellos.
“En el fútbol ya ha ocurrido que los futbolistas vayan quemando etapas”, argumentó el seleccionador, vestido de etiqueta y resuelto a no centrar su comparecencia en la ausencia de Raúl. “Me toca hacer la lista”, dijo. “Y quiero estar acertado. Éstos son los jugadores que, desde mi punto de vista, son los que mejor pueden cumplir en el partido que tenemos. No he hablado con Raúl. No suelo hacerlo. Raúl no es una excepción. Hay otros jugadores que no vienen y de ellos no me decís nada. Entiendo que él es muy mediático, pero ya he contestado a esa pregunta (la de su ausencia)”. El seleccionador, sin embargo, dejó una puerta abierta al regreso del jugador: “Vendrá en otras ocasiones porque se lo sabe ganar. No ha venido circunstancialmente”.
Luis no especificó cuáles son las circunstancias que le han llevado a prescindir de Raúl. Lo describió como un jugador “extraordinario”. Admitió que su decisión no se sustentaba en su estado físico. Y quiso cerrar, de forma abrupta, cualquier debate en torno a la mala relación entre ambos. “Se quiere leer hasta la mente del jugador y del seleccionador, y eso es imposible”, avisó. “No tuve ningún problema con Raúl durante el Mundial”, continuó, tras admitir que se reunió con el punta en la antesala del bar de un hotel de Barajas “para hablar de fútbol”, tras la derrota de España en Belfast (3-2). Raúl optó por la diplomacia: “Lo importante es la selección”, dijo. “La apoyaré con toda mi alma desde mi casa”, continuó el futbolista, que de haber sido convocado hubiera cumplido 10 años como internacional el nueve de octubre. “Veré el partido por televisión y seré el hincha número uno del equipo. España está por encima de los intereses particulares”. Más claro fue Guti, su compañero en el Madrid: “Es injusto que la bandera de España no esté en la selección”.
Luis, arisco por momentos --“ya me habéis grabado suficiente, ¿no?”, le espetó a los cámaras-- dirigirá ante Suecia un partido clave para su futuro y el de España, que busca la clasificación para la Eurocopa 2008. “Supongo que me estoy jugando bastante”, admitió. Para tan difícil momento, Luis ha convocado a 18 jugadores, en lugar de a los 22 habituales.
“Nos interesa aglutinar la fuerza y ver el compromiso”, dijo tras prescindir del capitán de la selección. “Con menos gente se hace más. No hay un capitán. Hay varios. Nadie pone en duda los méritos de Raúl”. Los dos tantos de Raúl ante el Dínamo en Champions no han cambiado la opinión de Luis. “No nos vale un solo partido.
Cuatro señores (sus ayudantes) y yo hacemos un informe de bastantes partidos. Hay alguno que no está en forma y que por su importancia o por su rol lo traigo. Raúl tiene el suyo y nadie se lo va a quitar”. Raúl no estará en Suecia. Diez años después, España se juega una clasificación sin su bandera.
La convocatoria de Luis: Porteros. Casillas y Reina. Defensas. A. López, Pablo, Puyol, Capdevila, Juanito y Ramos. Centrocampistas. Cesc, Iniesta, Xavi, Xabi Alonso, Albelda, Reyes y Luis García. Delanteros: Torres, Villa y Angulon