El Deportivo

¿Hasta dónde llegarán los Yanquis?

Comienzan las Playoffs

Los Yanquis de Nueva York quieren llegar a la Serie Mundial número 40 en su historia, y para ello deberán pasar el primer obstáculo de los playoffs, programados a iniciar mañana 3 de octubre. Ya sea contra Gemelos o Tigres, los Yanquis deben salir como ligeros favoritos, posición que en ocasiones han fallado, pero que sus millones de seguidores en Estados Unidos y el mundo quieren que se cumplan los pronósticos para ver si es posible tener a los Mulos ganando otra Serie Mundial más, pues llevan 26 ganadas y 13 perdidas.
Aunque Mike Mussina es quien encabeza el staff de lanzadores, la sorpresa ha sido el taiwanés Chien-Ming Wang, ganador de 19 juegos por sólo 6 derrotas, lo que lo vuelve candidato al premio Cy Young, aunque en lo personal creo que Johan Santana, de Minnesota, con idéntico balance y superiores números en otros departamentos, debe ser el ganador. El veterano de 43 años Randy Johnson tuvo la segunda cantidad en victorias (17-11) y también superó a Mike Mussina (14-7), mientras que Jaret Wright (11-7) y Cory lidle (4-3) completan la rotación de abridores para la postemporada.
Un mérito de los Yanquis y del manager Joe Torre es que en medio de una serie de lesionados, como los casos de Hideki Matsui, Gary Sheffield y el lanzador Carl Pavano, se las arreglaron para desbancar a los Medias Rojas del sitial de honor en la división Este y suplir con jugadores como Melky Cabrera, el veterano Bernie Williams y la última adquisición de Bobby Abreu, quien llegó a darle tranquilidad. La actuación de Chien-Ming Wang prácticamente hizo olvidar la salida de Carl Pavano, quien desde que fue contratado por los Yanquis no ha podido ayudar a la causa.
La barrida sobre Boston de cinco juegos a finales de agosto les permitió tranquilidad a los Yanquis, que se llevaron de pecho a Boston, que al igual que ellos se llenó de jugadores lesionados, y esa handicap de los bostonianos en cierta medida facilitó las cosas de los neoyorquinos que ahora, ya con todo el personal disponible, presentarán un equipo muy sólido.
Derek Jeter (.340 con 14 jonrones, 96 empujadas y líder del club con 115 anotadas), fuerte candidato a Más Valioso, tuvo una gran temporada junto a Johnny Damon (.287, 24 HR, 80 CE y 114 CA), Jason Giambi, quien con 37 jonrones y 113 empujadas se combinó con un cuestionado Alex Rodríguez, quien al final recuperó la confianza aún fildeando y terminó con 34 jonrones y 118 empujadas. Lo que está por verse es que Rodríguez batee en la postemporada, pues siempre ha sido cuestionado en este aspecto, y que todo el equipo funcione.
Joe Torre podrá contar con un alineación muy fuerte con Damon CF, Jeter SS, Bobby Abreu RF, Giambi BD, Alex Rodríguez 3B, Gary Sheffield 1B, Jorge Posada C, Hideki Matsui LF y Robinson Cano 2B. Contará con una banca sólida con Melky Cabrera, Bernie Williams, Andy Phillips, Miguel Cairo, Aaron Guiel y en materia de relevos, además de recuperar a Mariano Rivera para los remates, contará con Scott Proctor (6-4 y 1 salvado), Kyle Farnsworth (5-6), los zurdos Ron Villone (3-3) y Mike Myers, así como lo jóvenes T.J. Beamm Jeff Karstens, Darrell Rasner y José Veras.
Desde el fin de semana Torre anunció la rotación que utilizará en el playoff:
Chien-Ming Wang será el abridor del juego inicial de la postemporada de los Yankees de Nueva York el próximo martes y Mike Mussina será el abridor del segundo, y Randy Johnson, pese a los dolores y espasmos en la espalda, se encargará del tercer desafío.
Los inspirados Gemelos
Si los rivales de los Yanquis son los Gemelos de Minnesota, en este 2006 los Gemelos le ganaron a los Yanquis la serie de 9 juegos entre ellos 5-4. Mientras que si son los Tigres sus adversarios, los Yanquis les sacaron la serie 5 victorias a 2. La última vez que los Yanquis chocaron con los Gemelos fue en las postemporada de 2004, cuando los Yanquis eliminaron a Minnesota al igual que en la postemporada de 2003.
La tropa de Ron Gardenhire está crecida, y cuenta con suficientes elementos para aspirar a grandes resultados. En pitcheo disponen del casi seguro ganador del premio Cy Young, Johan Santana (19-6, 2.77 y 245 ponches), y en ofensiva están el líder de bateo Joe Mauer (.349 con 187 hits en 580 turnos), el candidato a Más Valioso Justin Morneau (34 HR y 129 CE) y un equipo que posee la experiencia de Torii Hunter (30 HR y 96 CE), el bateo oportuno de Michael Cuddyer (23 HR y 102 CE), el aporte de Luis Castillo y Jason Bartlett en la llave de doble plays, y del primer bate y antesalista Nick Punto, quien ha sido alternado en la antesala con el venezolano Luis Rodríguez.
Los Gemelos llegan a la postemporada en busca de la revancha ante los Yanquis y tienen el personal –-y principalmente el pitcheo-- para ganar la serie. Además de Santana, el staff lo conforman el veterano Brad Radke (12-9), Carlos Silva (10-15), Matt Garza (3-5), quien sustituyó al novato sensación Francisco Liriano (12-3) que lamentablemente está lesionado, tienen a Boof Bonser (7-5 en 17 aperturas), a Scott Baker (5-8) y para los remates a Joe Nathan (36 salvados y balance de 7-0), más los relevistas Juan Rincón, Matt Guerrier y Jesse Crain.
El genio Leyland
Los Tigres, que en 2003 perdieron 119 juegos, quedando a uno de la marca de todos los tiempos (120) en poder de los Mets en sus inicios, este año lograron desalojar a los campeones mundiales del año pasado, Medias Blancas de Chicago. Cuando comenzó agosto Detroit era el equipo con la mayor cantidad de victorias, pero entró en barrena y para la última serie, a falta de tres juegos, fueron alcanzados por Mi-nnesota en la punta.
Jim Leyland, quien salió de la inactividad como manager, aceptó el reto y ha llevado a los Tigres a postemporada y ahora con buen pitcheo con el veterano Kenny Rogers (17-7), el seguro novato del año Justin Verlander (17-9), Nate Robertson (13-13), Jeremy Bonderman (14-8), más el rematador Todd Jones (37), parece disponer del suficiente pitcheo para avanzar en busca de la Serie Mundial.
En bateo los felinos están bastante bien con Magglio Ordóñez (24 HR y 102 CE hasta el momento de hacer esta nota el pasado viernes), Craig Monroe (28 HR y 92 CE), Marcus Thames (26 HR y 60 CE), Brandon Inge (26 HR y 81 CE), así como el lead off Curtis Granderson (17 HR y 66 CE) y el torpedero Carlos Guillén (19 HR y 80 CE). Es un equipo que presenta una mezcla de veteranía con juventud y uno de los finalistas de más velocidad en su line-up. Creo que si hay que valorar a un jugador Más Valioso de los Tigres, ese honor se lo deben disputar los lanzadores Kenny Rogers y el novato Justin Verlander, con este último sobrándose en su primer año con 17 triunfos.
Resucitó Frank Thomas
No creamos que ganar la división del Oeste de la Americana por los Atléticos de Oakland ha sido una faena fácil, pues un equipo que ha perdido algunos elementos en pitcheo y que apenas insertó al veterano Frank Thomas en la ofensiva se las jugó contra equipos quizás mejores que ellos, como los Ángeles y los Rangers, pero el mentor Ken Macha, quien debe luchar por el premio de Manager del Año, supo mover sus fichas y aquí lo tenemos en la postemporada, gracias al juego de conjunto y al gran año del “resucitado” Frank Thomas, quien casi descartado dio 38 jonrones y ha empujado 109, máximas cifras del club, y creo que debe tener votos del premio de Más Valioso.
Thomas fue secundado por Nick Swisher (34 HR y 92 E) en cuanto a ofensiva, pues este club jugó muy bien a la defensiva, utilizando la velocidad de la mayoría de sus jugadores y combinando con pitcheo ajustado a las circunstancias. Eric Chávez (21 HR y 70 CE) bajó sus cifras, pero aportó bastante. En materia de pitcheo, Barry Zito (16-10), mencionado casi todo el año en posibles cambios, volvió a ser la figura. Joe Blanton (16-12) se graduó en su segundo año, Danny Haren (14-13) mereció mejor suerte en algunas decisiones y el mexicano Esteban Loáiza (11-8) recuperó su nivel a tiempo.
Huston Street, el novato del año de 2005, volvió a asegurar partidos con 35 salvados y Justin Duchscherer lo secundó con 9 rescates.
Detroit le ganó la serie particular de 9 juegos a Oakland 5-4, pero esa estadística lo único que nos indica es que será una serie muy cerrada y dura con dos equipos dispuestos a dejar todo en el terreno para cumplir con la meta deseada de avanzar hasta una Serie Mundial.
La mayoría habla de que la serie de campeonato de la Liga Americana debe ser los Yanquis contra cualquiera, pero eso no está seguro, especialmente por la lucha divisional que han mantenido Tigres y Gemelos, con el banderín de la liga en vista y buscando un boleto para la Serie Mundial.
Oakland quizás no es favorito, y eso los puede animar a rendir al máximo y sorprender.
Minnesota no va a una Serie Mundial desde 1991 cuando se coronaron ante Atlanta. Oakland no lo hace desde 1990 cuando fue barrido por los Rojos de Cincinnati; Detroit no va desde 1984 cuando se coronaron ante San Diego y la última vez que estuvo en la postemporada fue en 1987, cuando perdió la serie por el campeonato de Liga contra los Gemelos. Los Yanquis perdieron la última Serie Mundial en el 2003 ante los Marlins, después que en el 2001 también perdieron contra los Diamond-backs de Arizona.
Al momento de hacer esta nota, en la Liga Nacional sólo los Mets estaban asegurados, aunque sin Pedro Martínez, mientras Astros acosaban a los Cardenales por la División Central pero se coronó San Luis, y los Filis mantenían la esperanza de ganar el comodín ante los Dodgers o los Padres, que se trenzaron en feroz batalla por el título divisional y el comodín y son los que van al Playoffn