El Deportivo

Cordero: Policía jamás subsidió al equipo de León

“Quiero decir y quedar claro que jamás el equipo de León utilizó dinero de la Policía para pagar a peloteros y otras cosas relacionadas a la Liga Profesional. León, pese a ser manejado por la dirección de la Policía Nacional, fue autónomo en su totalidad”: Edwin Cordero

Carlos Alfaro

Edwin Cordero se presentó a la reunión de la Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional la semana pasada, y su presencia causó un impacto óptico.
Adiós a los trajes “azul-celeste”. Llegó la hora de la ropa casual, y el ex primer comisionado de la Policía Nacional sorprendió a todos con su vestimenta, ya que nos tenía acostumbrados a su uniforme policial, lo que denotaba un tipo difícil de tratar.
Pero esa percepción de lo “difícil” de Cordero estaba simplemente equivocada. Más allá de aquellos guardaespaldas que no permitían acercársele, Cordero en realidad nunca escapó a las grabadoras o los grupos de periodistas queriendo saber su punto de vista.
“Nunca estuve apartado a nada. Cuando me buscaban siempre me encontraban”, dijo Cordero recientemente, ya con el status de “Comisionado en Retiro”.
Ahora, fuera por completo de la Policía Nacional, Edwin Cordero atiende otros asuntos con mayor profundidad, uno de ellos es el deporte.
“Es obvio que ahora que estoy fuera de la Policía el deporte será uno de los aspectos que atenderé a profundidad”, añadió el ex comisionado, quien además funge como presidente del equipo de León en la Liga de Béisbol Profesional.
“Estamos muy entusiasmados con el León, y creemos que tenemos un gran conjunto para volver a ser campeones, justo como lo fuimos en el primer campeonato de la Liga Profesional”, dijo Cordero.
¿Todos los equipos se quejan de una complicada situación económica y de deudas, eso ocurre también con León?
“Para nada. León está bien en ese aspecto. La diferencia de los otros equipos y León fue que nosotros contratamos a una administradora de equipo, que fue doña Maritza Cordero. A ella se le mantuvo salario los 12 meses del año, y por ello siempre la veían en empresas buscando patrocinio en cualquier momento, siempre se le observó tratando con los jugadores, aún cuando era temporada muerta. La contratación de ella ha sido la clave para que estemos solventes y sin deudas en las dos primeras ediciones de la LNBP”.
¿La Policía en algún momento subsidió a León con dinero?
“Nunca ocurrió eso. Yo jamás lo iba a permitir. Quiero decir y quedar claro que jamás el equipo de León utilizó dinero de la Policía para pagar a peloteros y otras cosas relacionadas a la Liga Profesional. León, pese a ser manejado por la dirección de la Policía Nacional, fue autónomo en su totalidad”.
¿Ahora usted fuera de la Policía, no cree que el patrocinio para León podría dificultarse un poco, por el hecho de que ya no hay rango ni grados en usted?
“No puedo negar que a través de mi status como primer comisionado era más fácil que se nos abrieran las puertas de las empresas cuando solicitábamos patrocinio, pero aún ahora cuando ya no estoy más en la Policía nos sentimos bien equipados para la Liga venidera”.
¿Su evaluación del equipo que ha estado presidiendo en las últimas temporadas, cuál es?
“A mí me ha parecido fantástico el rendimiento del equipo, especialmente cuando en las estadísticas aparece que ganamos un campeonato cada dos años. Eso es fenomenal. Y, según esos datos, este año nos vuelve a corresponder ser campeones”.
¿El aterrizaje de Devern Hansack en las Grandes Ligas, cómo lo recibió Edwin Cordero, que en determinado momento fue su jefe?
“Para el team León es un orgullo que Devern haya llegado a las Grandes Ligas, porque sabíamos que tenía el talento y lo que necesitaba para alcanzar el sueño era una oportunidad. Él estuvo con nosotros trabajando con el uniforme de León, y por ello tenía nuestro apoyo total en todo lo que solicitaba”.
¿Cuando Hansack fue detenido por un incidente con un ciudadano, usted que estaba al mando de la Policía ayudó a que al final saliera libre de culpas?
“Nunca la Policía movió un dedo para favorecerlo del problema que se había metido. Dejamos que todo se resolviera por las vías legales, y al final salió de ese “clavo” que tenía. Una vez que estaba fuera de los problemas yo hablé con él y le dije que tenía que enderezarse un poco en su forma de proceder. Gracias a Dios lo hizo y ahora es un Grandes Ligas”, concluyó Cordero.