El Deportivo

Fútbol intenta dar el salto de calidad


Emir Alfaro

Hablar del fútbol nacional y tocar el tema de las selecciones es hablar de una historia de fracasos, malos resultados y pocas esperanzas.
A veces no hay que ser muy negativo, pero en el caso del fútbol, Nicaragua tiene todavía un retraso de muchos años, con respecto a los países del área.
Pero hay que preguntarse ¿cómo se puede cambiar el futuro?, ¿cómo se podrá mejorar el rendimiento de las selecciones nacionales de fútbol?
Uno de los principales elementos que se criticaban desde hace algunos años era la presencia de los mismos entrenadores que venían dirigiendo las selecciones desde hace más de 10 años y que no habían conseguido resultados positivos.
Mauricio Cruz y Florencio Leiva se convirtieron en los eternos seleccionadores nacionales de todas las categorías, mayor, Sub-19, Sub-17; pero los resultados sólo se veían en ciertos torneos, como los triunfos logrados por Florencio en Centroamericanos y del Caribe y en eliminatorias con las inferiores.
Este año, la Federación Nicaragüense de Fútbol (Fenifut), presidida por el ingeniero Julio Rocha, también presidente del Comité Olímpico (CON), tomó decisiones que para muchos pueden cambiar el rumbo de las selecciones nacionales, al nombrar a un técnico extranjero como entrenador nacional, más allá del rol de “asesor” que tenía hace algunos meses.
El argentino Carlos De Toro, con experiencia no muy grata en el fútbol centroamericano, está a cargo de la Selección Mayor de cara a la Copa de Naciones de la Uncaf, pero además los técnicos Mauricio Cruz y Florencio Leiva dejaron los equipos que dirigían en Primera División para dedicarse plenamente a las selecciones, un paso igual de importante, por el trabajo que se pretende realizar.
Ahora, el proyecto de Selección Nacional propuesto por el técnico De Toro cuenta con un respaldo que antes no tenían los entrenadores nacionales Cruz y Leiva.
De Toro logró realizar una calendarización de las convocatorias a la Selección Nacional, programando y exigiendo los fogueos con equipos de la región, ya sean de Primera División o selecciones nacionales, algo de lo que carecíamos.
Además, De Toro cuenta con un preparador físico argentino, Emmanuel De Paoli, quien se integró al trabajo con las selecciones la semana pasada y deberá aportar mucho para mejorar el rendimiento de nuestros jugadores.
En la era “De Toro” se han realizado dos juegos de preparación ante el equipo de Primera División hondureño Hispano, con resultados opuestos. Primero se perdió 5-0 en Honduras y se ganó 2-1 en Diriamba.
Más allá de los resultados, De Toro valoró el accionar de la “Sele”, la actitud de los jugadores y el compromiso que éstos tienen ante el país al vestir la camiseta de la Selección.
El argentino se mostró conforme y aunque consideró que hace falta mucho trabajo, se notó que estaba satisfecho con la victoria en el último juego, sobre todo porque viene a darle cierta tranquilidad, más por los ataques de los medios de comunicación al seguir sumando derrotas.
De Toro adelantó posibles fogueos con la Selección de El Salvador, aprovechando las fechas que determina FIFA para la convocatoria de jugadores, que podría ser a visitas recíprocas. Además se gestiona la llegada de un club brasileño para el mes de octubre, el que deberá ser un buen parámetro para medir a la “Sele”.
De Paoli: “Enero será fundamental”
El preparador físico argentino Emmanuel De Paoli comentó que la Selección “apenas está en período de diagnóstico, para dejar bien claro en qué condiciones están los jugadores”.
“Estamos claros de que debemos mejorar la parte física, pero en estos momentos tenemos períodos de tiempo muy cortos (se convocan a los jugadores dos veces por mes durante tres días)”, dijo De Paoli.
“Enero será fundamental. Durante la pretemporada previa al torneo de Uncaf se hará un trabajo físico importante. Ahora podemos ver que el rendimiento baja en el transcurso de los minutos, debido al cansancio”, señaló.
De Paoli se encontró con un fútbol diferente al que se juega en Argentina, tal vez más “pausado”, con juegos sólo los fines de semana y algunos equipos que le dedican poco tiempo a la preparación física. “Aquí están acostumbrados a un fútbol, pero hay buen nivel técnico, buenos jugadores y mucha riqueza técnica, que hay que aprovechar”.
Cruz: Reto Sub-17
El técnico Mauricio Cruz ahora se enfrenta a otro reto: la participación de la selección Sub-17 en la eliminatoria regional camino al Premundial de la categoría que se realizará en El Salvador, del 14 al 22 de octubre.
Cruz, quien siempre trabajó con la selección mayor, ahora está a cargo de chavalos que tienen una gran oportunidad: ser el futuro del fútbol nacional.
“Queremos cambiar la mentalidad de los jugadores, despertar un sentimiento especial por la Selección. El trabajo que hacemos ahora con las categorías inferiores es importante, porque antes comenzábamos con la Sub-19 y ahora los chavalos pueden llegar a la Mayor con muchos juego de experiencia”, señaló Mauricio.
“Hay jugadores de la Sub-16 (que jugaron en el Centroamericano realizado en Diriamba), que van perdiendo el temor y van acumulando experiencia en los juegos. Es cierto que hay problemas, porque los tenemos reconcentrados cinco días a la semana, son menores de edad y a algunos, sobre todo a los de los departamentos que están más lejos, no los dejan asistir a la Selección”.
“Hace unos tres meses se hicieron convocatorias en cuatro sedes: Estelí, Chinandega, Carazo y Managua, y de ahí se escogieron a los mejores, pero algunos no pueden estar reconcentrados, aún así tenemos a jugadores de Estelí, Condega o Managua”, explicó Cruz.