El Deportivo

Voleibol femenino no avanza

Seguimos en tercer lugar en el istmo, detrás de Costa Rica y ahora Guatemala

Emir Alfaro

Una vez más, Nicaragua quedó en el tercer lugar en un Torneo Centroamericano de Voleibol femenino mayor. Son ya cuatro años en los que la Selección Nacional, con todo y sus renovaciones, no ha podido avanzar en el ranking de la región, superada por Costa Rica, monarca ocho veces consecutivas, y Guatemala.
La lucha que protagonizaba Nicaragua ante Costa Rica por la hegemonía del voleibol femenino a inicios de la nueva centuria, cuando las nicas quedaron en segundo lugar en los años 2000 y 2002, ya para 2004 se vio cortada por la presencia de un “intruso”, Guatemala, que se adueñó del segundo puesto en 2004 y 2006, relegando a Nicaragua a la tercera posición.
En la reciente Copa Centroamericana de Voleibol, realizada en San José, Costa Rica, Nicaragua llevó a una de las mejores selecciones de los últimos años, con jugadoras de experiencia, como Mireyinés Téllez, Heidy Traña y Claudia Noguera, y un trío de jóvenes que dieron mucho de qué hablar, Jacqueline Toruño, Lollette Rodríguez y Valeska Hernández.
Dirigidas como siempre por René Quintana, la Selección se completó con Bertha Fierro, Mercedes Traña, Heissel Carcache, Miriam Blandino y la juvenil Mayerling Hernández, siendo la única Selección que llevó solamente 11 jugadoras, por decisión técnica.
Con este equipo, que promediaba 21.7 años de edad, se pensó en la revancha ante Guatemala, que las había vencido en los últimos tres torneos: Juegos Centroamericanos de Guatemala 2001, Copa C.A. en Nicaragua en 2004 y eliminatoria al Mundial de Voleibol, también en Guatemala en 2005.
Sin embargo, la suerte no corrió a favor de las nicas, ya que se enfrentaron a las chapinas en la primera fecha del calendario, cuando aún no estaban al tope de su rendimiento. La derrota 1-3, luego de comenzar ganando el primer set 25-14, fue dolorosa, pues cortaba las aspiraciones de pelear la medalla de oro con las anfitrionas, que se preparaban para competir en el Mundial de Voleibol en Japón.
Luego llegaron victorias cómodas sobre Honduras y El Salvador, antes de perder nuevamente con Costa Rica, en uno de los mejores juegos del torneo, siendo Nicaragua el único país que llegó a 20 puntos, gracias a la actuación de las juveniles Toruño, Rodríguez y Hernández, quienes dejaron sentada su calidad. En el cierre se le ganó a Panamá con contundencia para asegurar, una vez más, la medalla de bronce.
En los aspectos individuales, Mireyinés Téllez ganó el premio a la Mejor Acomodadora del torneo, mientras Heidy Traña se consolidó como la máxima anotadora, reconocimientos que compensaron todo el trabajo de años de estas jugadoras que además son profesionales y tienen que sacrificar su tiempo para rendir en ambas facetas.
“Faltó serenidad”
El entrenador nacional, René Quintana, comentó que el voleibol centroamericano está dividido en dos sectores, un grupo de tres equipos que son lo que pelean los primeros lugares (Costa Rica, Guatemala y Nicaragua) y los otros tres (El Salvador, Honduras y Panamá) que no han podido dar el salto de calidad.
“Sin embargo, considero que ya algunos países como Honduras están avanzando, y el último lugar que ocuparon es engañoso, pues tienen mejor nivel que Panamá y El Salvador, tienen un equipo fuerte y joven que será un difícil rival en la Copa C.A. que se hará en Honduras, dentro de dos años”.
Las catrachas tuvieron en contra el calendario, iniciando con Costa Rica, luego enfrentaron a Guatemala y Nicaragua, los tres equipos más fuertes, y cuando debieron levantar el nivel ya estaban agotadas y perdieron también ante Panamá.
Con respecto al desempeño de las nicas, Quintana valoró que “faltó, tal vez, un poco de serenidad ante Guatemala. Siempre he mantenido que ellas no nos ganaron, nosotros perdimos, ya que al contabilizar los errores, nosotros cometimos más y les entregamos el juego”.
“El equipo de Nicaragua estaba desesperado por querer sacarse la espina de las derrotas previas ante Guatemala, incluso las jugadoras que entraron de cambio sentían esa misma desesperación”.
Quintana manifestó que ahora “hay que sentarse a analizar la situación, seguir trabajando con las selecciones nacionales, sobre todo con las juveniles y menores, que son la base de la mayor. Tenemos una Selección joven, las muchachas juveniles no desentonaron y vamos a trabajar más con ellas”.
A Quintana a veces se le critica que tiene en la selección a jugadoras que no dominan todo el juego, y que hace falta trabajo técnico, de formación, con las mismas. “Lo que falta es trabajo en los colegios, el desarrollo de cualquier disciplina comienza con el deporte escolar. Si no hay una buena formación en los colegios entonces tenemos más trabajo a nivel de selecciones” 