El Deportivo

Manaudou, reina de la natación en Budapest


Madrid / El País

La pequeña Janet Evans, la leyenda de las marcas increíbles tiene sucesora. No nació en un suburbio de Los Ángeles, como ella ni ha surgido de otra de las miles de prolíficas piscinas de la Unión. Tampoco viene de Australia, la otra potencia dominante. Los récords de Evans han empezado a caer bajo los brazos más corpulentos, más potentes, de una francesa meridional, nacida en Villeurbanne hace 19 años. Se llama Laure Manaudou y el domingo cerró una semana de hazañas en la piscina de los Europeos de Budapest. Lo hizo con un despliegue de fuerza y recursos que confirman lo que se rumoreaba. Manaudou es la nueva reina de la natación mundial.
Se presentó en Budapest sin un plan definido. ¿Qué nadar? ‘Hasta el miércoles por la mañana no resolví mi calendario’, confesó. La francesa tiene un abanico tan grande de posibilidades que en mitad de la competición decidió que no se limitaría a nadar los 800 y los 100 espalda. También se probaría en la prueba larga de estilos, cosa de combatir el aburrimiento con un poco de mariposa y otro de braza.
‘Pienso que [Laure] no nadará más que los 800’, dijo el martes su entrenador y tutor, el omnipresente Philippe Lucas, cuando le preguntaron si su pupila participaría en los 400 libres. ‘El que decide soy yo’, recalcó.
Manaudou es célebre por su timidez y Lucas, con su piel atezada y su larga melena revuelta, podría figurar en una película de filibusteros. Nadie sospechó que los planes de Lucas se alterarían y mucho menos que fuese Manaudou la encargada de ponerlos patas arriba. Lo cierto es que Manaudou nadó los 400 estilos, los 800, los 100 espalda, los 200 libres, los 200 estilos y los relevos del 4x100 y 4x200 estilos y 4x200 libres. También nadó los 400 libres. ‘Fue un bonus’, dijo. Y batió el récord mundial.
Manaudou conquistó cuatro oros y tres bronces en ocho pruebas. Ganó oros en 800 libres, 200 estilos, 100 espalda y 400 libres, y bronces en 200 libres, 4x200 libres y 4x100 estilos. Igualó el número de victorias en un Campeonato de Europa, récord que compartían la alemana del este Ute Geweniger (1981) y la húngara Krisztina Egerszegi (1993). La francesa sólo falló el lunes en los 400 estilos, eliminada en las series.
En la prueba de 400 libres celebrada el domingo recortó en casi un segundo su propio récord. Hizo 4 minutos 2,13 segundos. Varios metros por detrás, a cinco segundos interminables, fatigaron las británicas Joanne Jackson y Catlin Mc Clatchey.
Manaudou se sintió insuperable desde que se lanzó al agua. Fue una de esas carreras que le dan rienda suelta. En los espacios abiertos, cuando nadie le disputa la primacía, la francesa no tiene límites. Los 400 libres no fueron como los 200, donde Otyla Jedrzejczak y Annika Liebs le supieron aguantar el tirón hasta el tercer viraje. En los 200 pareció intimidada ante el desafío y se dejó arrastrar por la turbulencia de sus rivales. Quedó tercera. Tal vez éste sea su punto flaco. Lo apuntó antes de la carrera Joan Fortuny, el entrenador de Erika Villaecija: ‘Manaudou no reacciona cuando alguien se le pone por delante. Nunca le he visto remontar una carrera’.
No fue el caso de los 400 libres. El domingo Manaudou abrió la piscina como un yate, empujando el agua con su envergadura imponente, moviendo los brazos sin mucho estilo pero con toda la potencia. Sobre esta distancia, en mayo, destronó a Janert Evans nadando las ocho piscinas en 4 minutos 3,03 segundos. La estadounidense ostentaba la plusmarca desde 1988 con una marca de 4m 3,85s. El domingo Manaudou paró el cronómetro en 4m 2,13s.
Evans medía 1,56. Poseía unos pulmones privilegiados y un corazón de oro. Pero apenas lucía masa muscular. Manaudou tiene una complexión viril, mide 1,80, y domina un repertorio amplísimo. Evans sólo destacó como fondista y mediofondista de nado libre, pero sus marcas en 800 y 1500 han sobrevivido más que ninguna otra, inaccesibles a las nadadoras chinas y a las alemanas orientales, con todos sus métodos deshonestos. Fue una gesta futurista que le dio un prestigio enorme. Pero Manaudou se acerca imparable. En la carrera de 800, el miércoles, estableció el récord de Europa con la tercera mejor marca de todos los tiempos: 8m 19,29s. Janet Evans lo hizo en dos segundos menos (8m 16,22s) hace 18 años.

Cronología del récord del mundo de los 400m.
(AFP).- Cronología del récord del mundo de los 400 m libres femeninos, después de que la francesa Laure Manaudou haya impuesto una nueva plusmarca al ganar la prueba en el Campeonato de Europa 2006 de natación con un tiempo de 4 minutos, 2 segundos y 13 centésimas.

4:14.76: Shirley Babashoff (USA), 21/06/75 en Long Beach (USA)
4:11.69: Barbara Krause (RDA), 03/06/76 en Berlín Este
4:09.89: Petra Thuemer (RDA), 20/07/76 en Montreal
4:08.91: Petra Thuemer (RDA), 19/08/77 en Jonkoeping (SWE)
4:07.66: Kim Linehan (USA), 02/08/78 en Woodlands (USA)
4:06.28: Tracey Wickham (AUS), 24/08/78 en Berlín Oeste
4:05.45: Janet Evans (USA), 20/12/87 en Orlando (USA)
4:03.85: Janet Evans (USA), 22/09/88 en Seúl
4:03.03 Laure Manaudou (FRA), 12/05/06 en Tours (FRA)
4:02.13 Laure Manaudou (FRA), 6/8/06 en Budapest