El Deportivo

Ahí comenzó la historia

Grandes hazañas nicas en Juegos Centroamericanos y del Caribe

Los 71 años de historia de nuestros seleccionados nacionales de béisbol comenzaron en 1935, en los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de San Salvador. Eran tiempos heroicos en los que nuestros peloteros defendían con gallardía los colores patrios, sin importar las dificultades, y muchas veces las deficiencias técnicas.
Todavía no había planes para organizar los Campeonatos Mundiales de béisbol, que se realizaron en 1938, pero los nicas ya jugaban pelota en el istmo.
De las 19 ediciones pasadas de estos Juegos, el béisbol pinolero ha estado en once, en las que ha cosechado dos medallas de plata y tres de bronce, tras lograr balance de 42 triunfos contra 42 reveses, más un empate, y conectar 72 jonrones.
Los dos primeros bronces se obtuvieron en el arranque, en 1935 y 1938. La tercera medalla se logró en 1950, en Guatemala. Y después que el béisbol profesional afectó la formación de equipos competidores, debieron pasar 16 años para volver al escenario de la cuenca del Caribe para mantenernos en acción.
Con el cubano Moncho Méndez al frente fue el debut de la Selección en un torneo oficial, en este caso los Juegos de San Salvador en 1935. El balance fue de 4-4, 13 jonrones y medalla de bronce. Se debutó ante Cuba, y perdimos 13x7, con jonrones de Jorge y Stanley Cayasso. La segunda salida fue revés 6x0 ante Panamá, pitcheando Stanley Cayasso. Sin embargo, se cerró la primera vuelta con victorias 8x7 sobre Honduras, ganando Cayasso con jonrones de Herbie Carter y John Williams. Manuel Miranda “Mirandón” le ganó 10x2 a Guatemala, y Cayasso, con pitcheo de 18 ponches, dos jonrones de Vallecillo, y uno cada uno Herbie Carter y Culbert Newell derrotó 14x0 a El Salvador, que fue nuestro primer blanqueo. En la definición de las medallas, caímos ante Cuba 6x2, se le ganó 4x1 a Panamá con triunfo de Cayasso y jonrones de su hermano Jorge y de Herbie Carter, pero Cuba nos ganó 8x3. El segundo juego contra Panamá terminó empatado a 8 carreras, destacando tres jonrones nicas. Stanley Cayasso ganó 3 juegos y perdió uno, y Herbie Carter bateó 4 jonrones.
En 1938, en Ciudad Panamá, bajo la dirección del dominicano Fernando Vicioso, se ganó el bronce con balance 5-3. La figura monticular del equipo era el Chino Meléndez, quien ganó dos juegos y perdió uno, que fue contra Cuba 2x0. Se arrancó con cuatro victorias, 5x4 a México, 6x3 a Venezuela, 3x1 a Puerto Rico y 5x1 a El Salvador. Contra Panamá por 9 errores perdimos 9x0. El Chino perdió contra Cuba, pero Meléndez blanqueó a Puerto Rico 4x0, ponchando a 12 y aceptando sólo 3 hits. Se perdió 8x2 con Panamá. Sólo el “Chino” y John Williams pudieron jonronear por la Selección.
Tercera aparición, tercer bronce. En 1950, ya con la experiencia en Mundiales, en que jugábamos desde 1939, fuimos a Guatemala, con Ponciano Lombillo de manager, disponiendo de peloteros que brillaron ese mismo año en la XI Serie Mundial, efectuada en Managua. El balance fue 4-3.
Costa Rica nos sorprendió 2x1, y después de ganarle a Colombia 7x4 con jon-rón de Eduardo Green, caímos 4x3 ante México, antes de ganarle a los equipos del área, 10x3 a Honduras, 9x1 a Guatemala y 15x4 a El Salvador, con ataque de 22 hits. El último juego fue contra Cuba y perdimos 11x3 con Jorge “Campanita” Hernández en la loma.
Una de las actuaciones más lamentables del conjunto pinolero se tuvo en 1954 en México, donde naufragó el club con todo y Alejandro Canales y Edmundo Roberts. Se perdieron los seis juegos en dos vueltas. Dominicana nos ganó 2x0 y 7x6, Venezuela 11x0 y 10x7, y México 9x4 y 4x3, que fue en diez entradas. Allerton Martin y Barticus Bernard jonronearon por Nicaragua.
Con el béisbol profesional como centro de atención en nuestra pelota, pasamos otros 16 años fuera de estas competencias, hasta que regresamos en 1970 a Panamá, dirigidos por Gabriel “Petaca” Rodríguez. Nos fue mal en ese evento, sólo ganamos un juego, que fue 6x0 a las Antillas, y se perdieron 7. Cuba nos ganó 11x0, Panamá 6x4, México 9x4, Dominicana 5x3, Colombia 19x6, Venezuela 8x1 y Puerto Rico 5x0.
Por la división del béisbol local no fuimos a los Juegos de 1974, pero reaparecimos en 1978 en Medellín, Colombia, con un poderoso equipo, el mejor que hemos tenido en esos eventos. Dirigido por Heberto Portobanco, se obtuvo la medalla de plata, luego de ganar 9 juegos y perder tres, dos de ellos ante Cuba en cruentas batallas ofensivas.
En el staff de pitcheo destacaban Porfirio Altamirano, el entonces novato Julio Moya, Andrés Torres, Juan José Espinoza, Denis Vallecillo, y en el ataque, Ernesto López, que conectó 10 jonrones en el torneo, dejando el récord de 4 jonrones en un juego, Roberto Espino, Vicente López, Pablo Juárez, David Green, lo mejor de esa generación de peloteros, que conectó 28 jonrones.
Se le ganó 7x2 a Aruba, 15x5 a Colombia, con siete jonrones, cuatro de Ernesto; a Puerto Rico 7x2 y a Venezuela 6x5. Cuba nos noqueó 12x0 con todo y Porfirio en la loma. Se le ganó 13x2 a Dominicana, 8x0 a Aruba, con 4 jonrones. Se le ganó 11x7 a Colombia, pero Puerto Rico nos paró 7x4, pese a jonrones de Ernesto y Pablo. Se le ganó 9x5 a Venezuela, y en el segundo duelo contra Cuba, hubo guerra de batazos, que perdimos 14x11, con Porfirio en la colina. Cerramos venciendo 10x3 a Dominicana con cinco jonrones.
Para 1982, en los XIV Juegos en Cuba, casi había desaparecido la generación de los 70, y aunque se tenía a excelentes lanzadores como Adolfo Álvarez, Julio Moya, Luis Cano y Róger López, el equipo sucumbió por falta de ofensiva, y terminamos en quinto lugar con balance 2-4. Apolinar Cruz, con dos jonrones, y uno cada uno Cayetano García y Ray Carter, fueron los que tumbaron las cercas. Se perdió 10x4 ante Puerto Rico y se le ganó 6x0 a Venezuela. Sin embargo, Dominicana, que ganó el torneo, nos venció 5x3, Cuba nos ganó 5x2, nos sorprendió Antillas 2x0 y le ganamos a Panamá 4x2.
Cuatro años después, en Santiago de los Caballeros, República Dominicana, y nuevamente con Noel Areas al frente, naufragó el pitcheo y sólo Diego Raudez, con tres triunfos y un revés, fue el que sacó la cara, mientras Ariel Delgado bateaba tres jonrones, dos Pablo Juárez y uno Julio Medina. Se le ganó a Venezuela 17x10, a Dominicana 3x2 y a Colombia 5x4. Se perdió 4x3 ante Antillas, 17x0 con Cuba, 5x2 ante Panamá y 13x8 ante Puerto Rico.
En 1993, en Ponce, Puerto Rico, con Róger Acevedo, ocupamos el cuarto lugar (5-4), cuando se falló en el cierre del torneo. Tras perder 16x0 ante Cuba, siguieron cuatro victorias seguidas, 8x0 a Puerto Rico, 4x0 a Aruba, 3x2 a Venezuela y 7x2 a las Antillas. México nos ganó 4x3 y le ganamos 3x0 a Panamá. En la semifinal, México nos frustró 3x1 y en el juego por el bronce, Puerto Rico nos ganó 8x1, con el veterano zurdo Wilfredo Vélez.
Un resultado espectacular fue en Maracaibo 1998. Se llegaba de ganar el bronce en el Mundial de Italia, en el retorno de Noel Areas al timón, y se ganó la medalla de plata. Se le ganó 6x5 a Dominicana, 4x2 a las Antillas y 8x6 a Venezuela, con taponeo de Vicente Padilla y jonrón de Próspero González. En la “muerte súbita” se derrotó 4x2 a Colombia, y en la Semifinal se le ganó 11x6 a Panamá, con dos jonrones de Norman Cardoze. En la final, Cuba nos noqueó 13x3. Fue el único revés.
Para los Juegos de San Salvador, en 2002, sin Cuba en el panorama, había buenas posibilidades de pelear medalla, pero nuevamente faltó el empuje final y finalizamos cuartos, con Omar Cisneros al frente del equipo. Se le ganó 8x4 a Venezuela y 8x1 a Antillas. Tropezamos 4x2 ante Puerto Rico, pero se le ganó 7x4 a Guatemala. En la “muerte súbita”, un jonrón de Freddy Chévez nos dio el triunfo 3x2 sobre México. En la semifinal, perdimos 5x1 ante Puerto Rico, y en el juego por el tercer lugar, caímos 4x2 ante Dominicana, cuando falló el relevo de Cairo Murillo en el octavo inning 