El Deportivo

El juego más largo


Colaboración
La Liga Nacional de Béisbol de Primera División cursaba normalmente en los primeros días del mes de julio de 1949, sin sospechar que se aproximaba un acontecimiento que formaría parte de la historia de Nicaragua.
En la programación de la Liga Nacional estaba contemplado para el sábado 9 de julio de 1949 que en el circuito Central se enfrentarían en el estadio de Managua los equipos “Somoza Junior” y “Bendaña”. El primer encuentro del domingo 10 de julio sería entre Cinco Estrellas y Oriental, a continuación chocarían los populares conjuntos Escuelas Internacionales y Navarro Cubs.
Por el circuito Occidental, en León, jugaron León y Metropolitano; en Nagarote se enfrentaron Corinto y Espinoza Alvarado; en Chinandega, San José y Chinandega, y en el Ingenio San Antonio, San Antonio y Boricuas.
Mientras tanto, en el circuito Oriental, la programación contemplaba los juegos entre el Granada y Apagón, en Granada; San Fernando y Román, en Masaya; y en el Norte, Matagalpa y Estelí en serie eliminatoria.
El juego entre Escuelas Internacionales y Navarro Cubs comenzó a las 12:30 de la tarde del domingo 10 de julio y se extendió cinco horas y media, convirtiéndose en uno de los partidos memorables de nuestra pelota.
Fueron 26 innings, tres partidos en uno solo. El árbitro principal fue Pedro Barrera, en primera base estaba Julio Zelaya, y en segunda, Carlos Centeno “Tío Picho”. El pitcher abridor por el Navarro era Jorge “Campanita” Hernández, y por las Estrellas Internacionales, Orlando “Chequemboy” Largaespada.
El line-up del Navarro presentaba a Gustavo “Ropa Nueva” García en el short, Oscar “Chavalier” Vargas en segunda base, Luis “Papota” Berríos en la inicial, Róger “La Panzona” Velásquez en tercera; Adolfo “Fito” García en el left field, Albino Álvarez “Dedos de Cebolla” en el right, Guillermo “Chanquilón” García en el central y Julio “Canana” Sandoval en la receptoría.
Las Escuelas Internacionales alinearon con Reynaldo Reyes en el bosque central, Orlando “Cirula” Guido en tercera base, Bernardo “Cambelito” Guido de catcher, Julio “Julión” Hernández en el left field, José María “El Sólido” Peralta en el right, Pedro Ortega en las paradas cortas, Alfredo Obando Palma en la inicial, y Julio “La Crema” Olivares en segunda base.
Nadie se imaginaba que iban a ser protagonistas de un acontecimiento sin igual.
En la quinta entrada, las Escuelas Internacionales le anotaron dos carreras a “Campanita” para tomar la delantera. Por haber realizado un lanzamiento forzado, “Campanita” le solicitó al manager que lo relevara. A partir de la sexta entrada, Albino Álvarez se encargó de la colina y “Campanita” pasó al right. En el séptimo inning, Manuel “El Cura” López sustituyó a “Chanquilón” García y el “Ronco” Oscar Castillo entró por Gustavo García en el short.
El juego se mantuvo 2x0 hasta el octavo inning, en que las Escuelas fabricaron su tercera y última carrera a Albino Álvarez. El Navarro fabricó dos carreras en ese mismo episodio y explotó “Chequemboy” Largaespada y lo relevó Alfredo “Medinita” Medina, hasta el final.
Después que las Escuelas Internacionales no anotaron en el noveno, el Navarro, en su posible última oportunidad, forzó el empate. El antesalista “Cirula” Guido cometió error en batazo de “Campanita”. El “Ronco” Castillo roleteó al short stop Pedro Ortega, y la posibilidad de un doble play se desvaneció por error. Con dos embasados sin out, “Chavalier” Vargas roleteó por tercera y fue out en la inicial, avanzando los corredores. “Medinita” se viró a tercera base y atrapó a “Campanita”. Había dos outs y un corredor en segunda base.
Todo presagiaba el final para el Navarro, pero Róger “La Panzona” Velásquez enderezó un lanzamiento de Medina y conectó hit que impulsó al “Ronco” Castillo con la carrera del empate a tres.
Desde ese inning, hasta el 26, Albino Álvarez y Medinita se enfrascaron en un duelo increíble. Dominaban con relativa facilidad, y el único cambio que se produjo fue la entrada de Guillermo “El Loco” Cano a jugar el short por “La Crema” Olivares de las Escuelas, en el inning 20.
Los fanáticos que se habían ido para sus casas, volvieron al estadio al escuchar por las radios que el juego se prolongaba inning tras inning. Entonces transmitían las radios La Voz de la Victoria, Radio Mundial, La Voz de la América Central, la Voz de Nicaragua, con los locutores Sucre Frech, René Escobar “El Chelito”, José García Sáenz, “El Fat”, Chale Pereira Ocampo, Francisco Rodríguez Téllez “El Chato”.
En la prensa escrita se desempeñaban Ernesto Bung “Mister Hit”, Leonardo Lacayo Ocampo “Don”, que escribían para los diarios La Prensa, Flecha, La Noticia y Novedades.
Terminaba la tarde. Eran las 4:30 aproximadamente y asomaba la penumbra. Todo hacía pensar que el juego quedaría empatado a tres carreras. Era visible el cansancio de los peloteros, debido al implacable sol que hizo ese día y al esfuerzo tremendo y no acostumbrado de jugar prácticamente tres partidos seguidos sin parar.
Se abrió ese famoso inning 26 y las Escuelas Internacionales fallaron en su oportunidad.
Le correspondió su turno al Navarro Cubs. El primer bateador era “Papota” Berríos, y después de una cerrada lucha con “Medinita”, recibió base por bolas ante la protesta de los fildeadores.
A Róger “La Panzona” Velásquez, el mismo que empató el juego en el noveno inning, se le ordenó toque de sacrificio. “Papota” alcanzó segunda base. Julio Miranda Cortez, el manager de las Escuelas, se la jugó y no ordenó base intencional para el peligroso Fito García, y le costó el juego. Fito conectó una línea sólida sobre la segunda base y “Papota” Berríos pasó como un bólido por tercera base y anotó, dejando tendidos a los aguerridos “escolares” con score de 4x3.
La fanaticada, que había vuelto a llenar el estadio, se lanzó al terreno y cargó en hombros a Fito García y a Albino Álvarez, los héroes de este espectacular juego, que ha quedado en los anales de la historia del beis nica como el más prolongado.
Hoy cumple 57 años y no se ha vuelto a presenciar un juego en Primera División de tantos innings jugados.
En este maratónico juego, los del Navarro fueron al bate en 91 oportunidades, conectaron 19 hits, cometieron 5 errores; totalizaron 44 asistencias y 78 outs. Los de las Escuelas Internacionales batearon 95 veces, conectaron 17 hits y cometieron 4 errores.
Albino Álvarez lanzó 21 innings y fue el ganador. Campanita Hernández, el abridor del Navarro, lanzó 5 innings. Por Escuelas Internacionales, “Chequemboy” Largaespada abrió y lanzó 8 innings, Alfredo Medina “Medinita” lanzó los otros 17 y un tercio, y perdió.El equipo Navarro Cubs fue formado en 1945 por jugadores que laboraban en el taller central del Ferrocarril, y lo bautizaron con ese nombre en justo reconocimiento de admiración y respeto hacia el gran deportista don Constantino Navarro P., quien había impuesto una disciplina y voluntad incomparables.
Escuelas Internacionales fue fundado en 1943 con el nombre de Universidad, al viajar a la zona minera de la mina El Limón por una gira de estudios universitarios. Entre los estudiantes estaban Julio Miranda Cortés, Bonifacio Sandoval, Oscar Sevilla Sacasa, Guillermo Sánchez Aráuz, Francisco Frixione Sarabia, Rafael Saavedra Olivas, Luis Antonio Torres, Eduardo Ortega, Mariano Bermúdez, quienes viajaron a Tegucigalpa, Guatemala y El Salvador. Cambiaron el nombre del equipo a Escuelas Internacionales debido al patrocinio de don Carlos A. Montalván, representante en Nicaragua de esas Escuelas de América Latina.
Tanto el Navarro Cubs como Escuelas Internacionales se superaron y así lograron entrar a la Primera División con buen suceson