El Deportivo

Una final para el recuerdo

“Difícilmente veremos una Final de alta calidad, como ésta que acaba de culminar”, dijo en su momento Carlos García, Presidente de Feniba. “Ver que todos los juegos se definieron por una carrera nos da una idea que todos los encuentros fueron peleados y sufridos a la vez”, añadió

Fue tan grandiosa la Final, que muchos creen que no merecía ser la culminación de “la peor temporada regular” en la historia del béisbol casero.
Así de sencillo…
Fueron seis encuentros que nos dejaron con las ganas de ver un séptimo. Fueron puros duelos monticulares, adornados con escasos batazos que fueron grandiosos, pero con múltiples jugadas defensivas que hicieron una Serie para el recuerdo.
Matagalpa imponiéndose 1x0 quizás fue lo mejor de la Serie, auque en el ranking de otros, podría aparecer el segundo juego, cuando Granada remontó una desventaja de tres en el noveno inning, para al final vencer 4x3 en 15 inning.
No importa quién haya sido el ganador. Todos disfrutaron de la Final. Los jugadores y fanáticos. Los periodistas y directivos. Hubo conformidad total de lo logrado por los jugadores.
“Difícilmente veremos una final de alta calidad, como ésta que acaba de culminar”, dijo en su momento Carlos García, Presidente de Feniba. “Ver que todos los juegos se definieron por una carrera, nos da una idea de que todos los encuentros fueron peleados y sufridos a la vez”, añadió.
Fue una Serie de sorpresas, sólo imaginemos que el “Jugador Más Valioso” fue uno que se contempló como el villano de la Serie.
Oswaldo Mairena, con su relevo desastroso en el segundo encuentro, estaba siendo considerado el causante de la debacle de Matagalpa, luego de los primeros tres desafíos de la Final, al momento que Granada estaba arriba en la Serie 2-1.
Pero el zurdo retornó a lo grande, y totalizando tres triunfos más un relevo, fue considerado el elemento más valioso de la gran Final.
La aparición
del bateo largo
El cuadrangular siempre se disfruta, y aún más, cuando aparece en momentos cumbres. En duelos intensos de pitcheo, y así fue como se presentaron los trancazos en la Final.
En el primer duelo, todos nos deleitamos cuando de emergente Sergio Mena entró al juego estando el marcador 2x1 y perdiendo Matagalpa. Ante Julio César Raudez, Mena descargó un jonrón que empató el encuentro en el séptimo inning.
Un episodio más tarde, Justo Rivas y Yasmir García sacudieron nuevamente a Raudez con vuelacercas, lo que hizo de los norteños, una espectacular victoria.
En el segundo encuentro de la Serie, apareció nuevamente el cuadrangular. Fue de Eddy Talavera en el quinto inning ante William Ponce, pero sin lugar a dudas, el más fenomenal de la Serie, fue el que descargó nuevamente Talavera, pero en el quinto juego.
El marcador estaba empatado a cuatro carreras en el séptimo episodio, cuando el turno le llegó al intermedista de Matagalpa ante Gilberto Méndez, que fue uno de los grandes relevistas de Granada.
Talavera, sobre primer envío, conectó el cuadrangular que le dio el triunfo a los norteños, además que les hizo retomar ventaja en la Serie 3-2.
“Desde que conecté la pelota sabía que se iba”, dijo el artillero luego del juego. Segundos después que conectó la pelota, se arrodilló en el home-plate, abrió los brazos, miró hacia el cielo y dio gracias por haberle permitido ser protagonista de ese hermoso momento.
Hablaron los managers
Cayó el out 30 del sexto juego, y Matagalpa fue campeón. Atrás quedaron los momentos de acción en el terreno, ahora se trataba de celebración y reflexión.
Omar Cisneros se mostraba tranquilo en el dogout norteño. La experiencia de ser LA final 14 en su carrera, aún cuando era la emoción de ser campeón, hacían del mentor que actuara recatadamente ante el jubiloso momento de los norteños en el Estadio.
En el otro lado, estaba Ernesto López, callado por la derrota, pero orgulloso y satisfecho por el gran trabajo que él y sus muchachos hicieron en la Serie Final.
“Llevo la satisfacción de que hice lo mejor que pude, y los muchachos también para ser campeones. Lamentablemente no pudimos darle el título a nuestros fanáticos, pero estoy seguro de que ellos observaron cómo peleamos juego a juego y batallamos hasta el final”, dijo el Tiburón.
Omar, por su parte, comentó que la Final fue una de las más intensas en las que ha estado involucrado.
“Una Serie en que juego a juego existió la gran incertidumbre de quién iba a predominar. Granada fue un digno rival y nos hicieron dudar en determinado momento. Pero gracias a Dios, nosotros fuimos quienes vencimos”, concluyó diciendo Omar.

Los seis duelos
17 junio 2006, Matagalpa Matagalpa 4, Granada 3
18 junio 2006, Granada Granada 4, Matagalpa 3, 15 inn.
19 junio 2006, Matagalpa Granada 2, Matagalpa 1
21 junio 2006, Granada Matagalpa 1, Granada 0
23 junio 2006, Matagalpa Matagalpa 5, Granada 4
25 junio 2006, Granada Matagalpa 3, Granada 2, 10 inn.

No se jugó por lluvia el viernes 16 y sábado 24 de junio.

Justo se creció

Martín Ruiz B.
En una Serie en la que el pitcheo estableció las pautas, la ofensiva de Justo Rivas se dejó sentir. Fue uno de los tres peloteros que batearon de hit en los seis desafíos de la Final, y aunque fue el segundo mejor bateador, fue el máximo empujador, con cinco.
El mejor bateador de la Final fue Próspero González, con .533, al conectar ocho hits en 15 turnos al bate, pero su producción fue reducida a una carrera, en cambio, Rivas bateó .480, por 12 hits, en lo que fue el líder, en 25 turnos al bate, anotó cuatro carreras y produjo cinco, además de conectar un jonrón.
Jasmir García, que volvió al podio después de la frustración de 2005, remolcó cuatro carreras y fue, con Justo, espina dorsal de la ofensiva norteña. Bateó un jonrón y hit en cinco de los seis juegos… El máximo jonronero fue Eddy Talavera, con dos, promediando .222, pero dando importantes golpes sicológicos. Después estaba Jorge Luis Avellán, quien bateó .370, hiteó en todos los juegos y conectó un jonrón. Disparó diez hits y anotó cuatro carreras.
El equipo matagalpino promedió .255 en la serie, contra el .241 de los granadinos. La diferencia ofensiva favoreció a los matagalpinos, que sólo vieron fallar a Adolfo Matamoros (.053), quien se fue de 19-1, y Gilton Calderón (.063), de 16-1, pero eran bateadores de la parte baja de la alineación. En cambio, Granada vio hundirse a su lead-off Domingo Álvarez, que después de estar de 17-0, terminó con .125 (24-3), Juan Carlos Llamas bateó .200, Juan Oviedo .182, Bayardo Dávila .174 (23-4), aunque fue su máximo empujador, con cuatro. Uno que no les funcionó fue Jaime Soza, quien se fue con .091 (11-1).
En pitcheo, el staff matagalpino lanzó para 1.63 en 60.2 episodios, mientras Granada lo hizo para 2.44 en 59 episodios. Oswaldo Mairena fue el lanzador de más oficio, actuando en cinco desafíos, en los que lanzó para 3.37, pero ganó tres juegos y salvó uno, para ser el Más Valioso de la Final. La otra victoria fue de Asdrudes Flores, quien no permitió anotación en seis innings. Otro que no permitió anotación fue Franklin Sánchez en siete innings y no tuvo decisión. Rafael Batista lanzó para 1.42, Jairo Pineda 1.00 y Rafael Rojano 2.31.
Por Granada, la mejor actuación la tuvo Gilberto Méndez, quien pese a cargar con una derrota, lanzó para 0.66 en 13.2 innings, actuando en cuatro juegos. Juan Pablo López actuó para 0.00, en tres juegos, y lo mejor lo hizo en el sexto desafío. Defraudó Julio César Raudez, que en dos salidas perdió un juego y lanzó para 4.38, soportando tres jonrones en un encuentro. Kenly Chang ganó uno y explotó en otro, lanzando para 4.26, William Ponce (0-1) lanzó para 4.50, en tanto Armando Hernández perdió en una buena actuación, tirando para 1.42.

Los más valiosos
Por segunda vez en su carrera, el zurdo Oswaldo Mairena fue el pelotero Más Valioso de la Serie Final del Béisbol de Primera División. La primera la consiguió en 1996, como refuerzo de los Indios del Bóer ante el San Fernando, y ahora contra Granada. En ambas ocasiones gana tres juegos.
Éstos son todos los peloteros que han ganado las máximas distinciones en las Series Finales desde 1980 a la fecha.

AÑO JUGADOR-EQUIPO ACTUACION
1980 Adolfo Álvarez (Rivas) 3-1, 14 K, 2.52
1981 Calixto Vargas (León) .357, 5 CI, 1HR
1982 Juan Cabrera (Rivas) .429, 6 CI, 1HR
1983 Julio Moya (León) 3-0, 8 K, 0.45
1984 Julio Moya (León) 2-0, 11 K, 0.38 1JS
1985 Tomás Guzmán (Dantos) .367, 11 CI,3HR...Tcorona
1986 Julio Medina (León) .407, 4 CI, 0HR
1987 Luis Cano (Dantos) 1-1, 4 K, 0.64, 1 JS
1988 Elvin Jarquín (Dantos) 2-0, 5 K, 4.00
1989 John Allen (C.Atl.) 2-0, 14 K, 1.13...Tcorona
1990 Henry Roa (León) .469, 5 CI, 2 HR - (*)
1991 Franklin López (Dantos) .483, 20 CI,6HR...Tcorona
1992 Francisco García (Sn Fdo) 2-1, 8 K, 1.74
1993 Bismarck Guadamuz (Gran) .440, 15 CI, 5 HR
1994 Epifanio Pérez (Sn Fdo) 2-0, 1JS, 0.89
1995 Berman González (Bóer) 2-1, 2.21, 8K, 14B y
Álvaro López (Bóer) 2-0, 5.94, 10K, 8BB
1996 Oswaldo Mairena (Bóer) 3-0 1JS 0.00,8K..Tcorona
1997 Remigio Leal (León) 3-1, 2.35, 11K, 23IL
1998 Omar Ajete (Bóer) 2-0, 1JS 0.84 15K
1999 Edgard López (León) .500 3HR 5CI 9C 13H
Norman Cardoze (Sn Fdo) .464 3HR 7CI 9CA 13H
2000 Asdrudes Flores (Norte) 2-0 1.69 16 Inn
2001 Edgard López (León) .545, 4CI,1 HR... Tcorona
2002 Francisco Hernández (Bóer) .241, 6CI,1HR 3JD
Diego Sandino (Bóer) 2-0 1JS, 3.50 18in 13K
2003 Aristides Sevilla (León) 2-0, 1JS, 0.50
2004 Franklin Sánchez (SF) 2-0, 0.00
Asdrudes Flores (SF) 1-0, 1.42
Justo Rivas (SF) .233, 9CI
2005 Henry Roa (Bóer) .222, 3HR, 10CI
2006 Oswaldo Mairena (Matagalpa) 3-0, 1JS
* En 1990, obviaron a Epifanio Pérez 2-1, 1JS,1.89
* En 2004, no determinaron MVP, es consideración del autor.