El Deportivo

Federer espera Wimbledon


París / EFE
El tenista suizo Roger Federer, derrotado en la final de Roland Garros, en París, por el español Rafael Nadal, declaró que: “ahora viene la temporada de hierba y espero que sea buena”.
“No pude hacer más que intentarlo. Los dos teníamos una única oportunidad de enfrentarnos en un duelo que no se había visto en el mundo del tenis en mucho tiempo”, dijo Federer al referirse a la lucha de los dos primeros en París.
“Desde luego que es una pena, pero la vida sigue ¿no? Ahora tengo la temporada de hierba y la estoy esperando con deseo”, indicó.
“Ahora no tengo más remedio que aceptar el hecho. He pasado por momentos peores que este antes, cada derrota no es el fin del mundo”, dijo Federer.
“Con lo agresivo que es Nadal es normal cometer tantos fallos de revés”, señaló el suizo sobre su precariedad con este golpe. “No fui tan consistente como en Roma o Montecarlo. Desde luego he perdido muchas oportunidades, si no me hubiera roto el servicio tan rápidamente en el segundo set, el partido seria diferente, y luego tuve oportunidades en el tercero y en el cuarto”, dijo Federer.
“Me da mucha pena, porque no he jugado tan bien como en anteriores partidos, pero su nivel fue sólido después del duro comienzo en el primer set. Se hizo más duro y al final mereció ganar”, añadió. “Sabía que las condiciones aquí son diferentes que en Roma.
Se hace difícil acudir a la red, pero quizás el calor, o yo qué sé, influyó. Ambos intentamos que los puntos fueran rápidos especialmente en los dos primeros sets”, consideró.
“Ha sido un buen torneo para mí, después de todo hay que ser positivo y aunque sea duro al final de mi carrera echaré en falta este momento, tenerlo de nuevo. Tengo que crear esta oportunidad de nuevo”, se consoló Federer.
“Desde luego es mi objetivo ganar este torneo. He estado muy cerca de nuevo. Creo que cada vez que pasa tendré mayor solidez en esta superficie.
Pero también hay que ver si él podrá mantenerlo, si no viene otro jugador de tierra como él. Pero estamos hablando de algo que no va a ocurrir durante un año”, dijo sobre el futuro.
“Tiene solamente 20 años y va a estar ahí durante tiempo. Y es duro de vencer, pero no imposible. Si no, no jugaríamos y él levantaría el trofeo el primer día”, explicó.
“Hay que ser paciente y espera, el momento adecuado. Esto es un Grand Slam y no Montecarlo o Roma. Todo cambia, así en el primer set no estuvo cómodo por la presión y le costó acostumbrarse, pero en cuanto entró en el partido yo sabía que si íbamos a cinco set ganaría él”, explicó.
“Desafortunadamente no jugué el partido que quería o esperaba y estoy decepcionado, porque hice una gran preparación y quería concluir ganando los cuatro Grand Slams. Pero así es el juego, estoy muy contento de alcanzar la final aquí, y me siento muy positivo para el resto de la temporada y el próximo año”, dijo Federer.n