El Deportivo

USA sueña con volver al trono


Xavier Araquistain

¿Quién iba a imaginarlo? Estados Unidos ahora sueña como cualquier otro país en ganar una medalla de oro en baloncesto, pues luego de sus fracasos en el Mundial de 2002 en su propio país (Indianapolis), y de ganar apenas la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, la dirigencia de la selección norteamericana está empeñada en configurar un verdadero equipo de ensueño, como aquel de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, cuando de la mano de Michael “El Aéreo” Jordan, Earvin “Magic” Johnson, Larry Byrd y David Robinson, entre otros, arrasaron con la oposición.
Se avecina en agosto el Campeonato Mundial de Baloncesto que se jugará en Japón, y la dirigencia de los profesionales de la NBA no piensa en otra cosa que no sea dominar ese evento y volver al lugar que, según ellos, les pertenece. Sin duda que tienen personal para lograrlo, pero necesitan superar la motivación de rivales como los argentinos, que se rifan con todo en la cancha para conseguir una medalla de oro como en Grecia en 2004. Argentina lleva entre sus filas a figuras que juegan en la NBA como Emanuel Ginóbili, Andrés Nocioni y Carlos Delfino.
Un total de 24 jugadores han sido convocados por la Asociación Nacional de Baloncesto (National Basketball Association, NBA) y han designado al coach Mike Krzyzewski, el más ganador en la historia del baloncesto universitario y miembro del Salón de la Fama del baloncesto. Krzyzewski acumula mucha experiencia con selecciones nacionales, al haber sido asistente de Chuck Daly en Barcelona 1992 y haber dedicado su vida al basket. Superó a varios candidatos como Greg Popovich, asistente en las dos últimas selecciones USA, así como a George Karl, quien dirigió en 2002, y Larry Brown, que lo hizo en 2004.
Los norteamericanos han instalado su base de entrenamientos en Las Vegas, Nevada, y a pesar de algunas bajas, esperan armarse lo mejor posible para llegar a Japón a buscar el título mundial. Para ellos, ganar en los mundiales de basket es como para Brasil ganar en los mundiales de fútbol, aunque a veces esos deseos no se logran cumplir.
Las bajas que están experimentando del grupo de convocados son: Kobe Bryant (rodilla) de los Lakers, Lamar Odom (problemas personales por fallecimiento de un hijo), de Miami, Paul Pierce (tobillo), de Boston, Chauncey Billups (rodilla), de Detroit, el universitario Greg Oden (tobillo), de Ohio State, y J.J. Reddick (tobillo), de Orlando.
Los 18 restantes convocados son el estelar Dwayne Wade, del Calor de Miami, LeBron James, de los Caballeros de Cleveland, el problemático Carmelo Anthony (dos casos de marihuana), de las Pepitas de Oro de Denver, Shawn Marion y Amare Stoudemire, ambos de los Soles de Phoenix, Gilbert Arenas y Antawn Jamison, de los Brujos de Washington, Kirk Hinrich, de los Toros de Chicago, Shane Battier, de los Cohetes de Houston, Bruce Bowen, de las Espuelas de San Antonio.
Otros convocados son Luke Ridnour, de los Súper Sónicos de Seattle, el pívot Brad Miller, de los Reyes de Sacramento, el delantero de poder Chris Bosh, de los Raptores de Toronto, Dwight Howard, de la Magia de Orlando (el nombre por lo del mundo de Walt Disney que queda en esa ciudad), Joe Johnson, de los Halcones de Atlanta, Adam Morrison, de los “Gatos monteses” de Charlotte, Chris Paul, de los Avispones de Nueva Orleans/Oklahoma (jugaron en Oklahoma por los destrozos del huracán Katrina), y Michael Redd, de los Gamos de Milwaukee.
De esos 18 activos que actualmente tiene la preselección, 15 estarán viajando a una serie de juegos de fogueo por China y Corea del Sur antes de definir a los 12 que conformarán en nuevo “Dream Team” que saque a los norteamericanos de las pesadillas del anterior mundial y de los últimos Juegos Olímpicos. Cabe destacar que no fueron convocados jugadores de la talla de Tim Duncan, de las Espuelas de San Antonio; Kevin “El Cuervo” Garnett, de los Lobos Plateados de Minnesota; Josh Howard, de Mavericks de Dallas; Jermaine O’Neal, de los Caballos Andaluces de Indiana; y Shaquille O’Neal, del Calor de Miami.
Entre los 12 seleccionados seguramente estarán fijos, y si no se presenta una lesión, Dwayne Wade, LeBron James y Carmelo Anthony, quienes ya estuvieron en el equipo de Atenas 2004 y que ahora deben conducir a este nuevo equipo de ensueño por la senda del triunfo. No hay que descartar a equipos como Francia, que lleva a los NBA Boris Diaw como capitán, así como a Tony Parker, Mickael Pietrus y Johan Petro. Brasil estará encabezado por Nene, quien acaba de firmar un súper contrato por 60 millones de dólares, así como a Leandro Barbosa y a Anderson Verajáo. Eslovenia asistirá fuerte con los NBA Beno Udrih, Rasho Nesterovic, Primoz Brezec y Bostjan Nachbar.
El próximo 19 de agosto despega el Campeonato Mundial de baloncesto con jugadores profesionales, y los Estados Unidos se han fijado la meta de recuperar el honor que han venido perdiendo en el deporte de los aros, pues dos fracasos seguidos en dos eventos como el anterior Mundial y los Juegos Olímpicos de Atenas, se han convertido en verdaderas pesadillasn