El Deportivo

El Guerrouj dejó de correr

El mejor deportista marroquí de la historia cambia de vida

Rabat /EFE
Hicham El Guerrouj, sin duda el mejor deportista marroquí de la historia, ha decidido cambiar de vida y, cerca de cumplir los 32 años, abandona la competición oficial y la dureza de los entrenamientos para poder llevar una vida normal y dedicar más tiempo a su mujer y a su pequeña hija.
El palmarés de El Guerrouj lo convierte en el deportista más laureado de Marruecos y sólo el también mediofondista Said Auita, que tiene quizás mayor carisma, puede hacerle sombra en cuanto a la admiración que le profesan los marroquíes.
Aunque ya era un ídolo en el país, las dos medallas olímpicas (1,500 y 5,000 metros) que logró en los Juegos de Atenas, en 2004, acallaron a sus pocos críticos y le confirmaron como el rey indiscutible del deporte marroquí en toda su historia.
Hablando de ídolos, los de El Guerrouj fueron el propio Auita y el guardameta internacional de fútbol Badú Zaki, que militó en el Real Mallorca y que ha sido seleccionador nacional de Marruecos.
Hasta los Juegos de Atenas, El Guerrouj tenía una retahíla de récords y títulos mundiales, pero también una mancha en su currículum que algunos comentaristas deportivos marroquíes no le perdonaban: le faltaba la medalla de oro olímpica en “su” distancia, los 1,500.
Su caída en los Juegos de Atlanta de 1996 y su inesperada derrota en los de Sydney, en 2000, donde “sólo” obtuvo la plata, le valió una relación a veces difícil con una parte de la prensa marroquí, que le criticó duramente con motivo de un asunto de permutas de terrenos agrícolas que la había concedido el Estado en reconocimiento a sus méritos deportivos.
Pero los dos oros de Atenas acallaron cualquier voz discordante y partir de ahí todo fueron elogios para el espigado mediofondista, que, según publicaba un diario marroquí, dice adiós a la competición por el desgaste psicológico que ésta la produce, con problemas de insomnio incluidos.
Como él mismo decía hace pocos meses, ha logrado todo aquello a lo que podía aspirar cuando comenzó su carrera y ya no tiene que demostrar nada a nadie.
El Guerrouj nació Berkane, una ciudad situada en el noreste de Marruecos, el 14 de septiembre de 1974, en el seno de una familia humilde en la que se crió junto a sus cuatro hermanos.
En su infancia le gustaba el fútbol y empezó jugando de portero como su ídolo Badú Zaki.
Pero los éxitos cosechados por el anterior rey del mediofondo marroquí, Said Aouita, resultaron determinantes para su dedicación al atletismo. Aunque los sinsabores también han acompañado al plusmarquista mundial de 1.500, 2.000 y milla.
Espoleado por su madre y ‘picado’ con su entrenador, quien le decía que era demasiado bajo para ser portero, comenzó a correr a los quince años.
Después de ganar en carreras regionales, fue seleccionado por la Federación marroquí para competir en los Mundiales Junior de Seúl’92, y logró el bronce. Comenzaba ya a ser el heredero de su gran héroe, Said Aouita.
Una lesión frenó su progresión en 1993, pero en 1994 se concentró de manera definitiva en los 1500 metros, prueba en la que ha alcanzado la cima, en la que ha defendido el orgullo nacional.
Su paso por el Instituto Nacional de Atletismo de Rabat, a las órdenes del entrenador Abdelkader Kada, y las sesiones en el centro de Ifrane (en el Medio Atlas), resultaron determinantes en el perfeccionamiento de su estilo, tan fluido y ligero como efectivo.
Es un deportista disciplinado y dedicado al atletismo. Los que le rodean destacan su profesionalidad incluso en las épocas con menos trabajo previsto, y es que su ambición no tiene límites.
Su estilo también ha recibido unánimes elogios. Se caracteriza en su carrera la “economía en los movimientos” y la aparente relajación con la que se despega de sus rivales, sin gestos estridentes.
En 2004, Hicham El Guerrouj fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes.
Profundamente religioso, y, según él mismo decía, “cien por cien musulmán”, El Guerrouj estaba convencido de que poseía un don divino para la carrera. Y sus títulos y gestas parecen demostrarlo. Quizás hubiera podido lograr más, pero ha dicho bastan

Historial
Año Competición Prueba/Pos Marca Lugar
1995 Mundiales 1.500 (2) 3:35.28 Gotemburgo
1995 Mundiales pc 1.500 (1) 3:44.54 Barcelona
1997 Mundiales pc 1.500 (1) 3:35.31 París
1997 Mundiales 1.500 (1) 3:35.83 Atenas
1999 Mundiales 1.500 (1) 3:27.65 Sevilla
2000 JJOO 1.500 (2) 3:32.32 Sydney
2001 Mundiales 1.500 (1) 3:30.68 Edmonton
2001 Mundiales pc 3.000 (1) 7:37.74 Lisboa
2003 Mundiales 1.500 (1) 3:31.77 París
5.000 (2) 12:52.83 París
2004 JJOO 1.500 (1) 3:34.18 Atenas
5.000 (1) 13:14.39 Atenas

Sus récords
FECHA PRUEBA MARCA RÉCORD LUGAR
07.09.99 2.000 4:44.79 RM Berlín
07.07.99 Milla 3:43.13 RM Roma
14.07.98 1.500 3:26.00 RM Roma
12.02.97 Milla 3:48.45 RM pc Gante
02.02.97 1.500 3:31.18 RM pc Stuttgart