El Deportivo

Una postemporada mejor que nunca

La segunda ronda de playoffs ha sido de las mejores en la historia de la NBA, y con las Finales de Conferencia esperan aumentar la emoción

Carlos Alfaro

NEW YORK / ESPNdeportes
LeBron ya no está, al igual que los campeones defensores Spurs. Los Clippers están en sus vacaciones anuales de verano, aunque esta vez un mes más tarde.
Pero no importa. Todos ellos duraron lo suficiente en los playoffs como para convertir esta postemporada en una de las mejores de la NBA en muchos años.
“Verdaderamente es la mejor segunda ronda en mucho tiempo”, dijo el comisionado de la NBA David Stern. “La intensidad del juego ha sido fenomenal”.
Tres Juegos 7 en la segunda ronda. Una nueva marca con nueve alargues. Un empate en la marca de partidos decididos por dos puntos o menos (14 veces).
“Es muy bueno para la NBA”, dijo el escolta de Phoenix, Raja Bell, cuyo triple para empatar el juego en tiempo regular ayudó a los Suns a vencer a los Clippers en doble tiempo extra, en uno de los más entretenidos partidos de la postemporada.
“Han habido muchos juegos entretenidos. Siempre los sintonizaba al final, porque han sido tan parejos los partidos que había mucho dramatismo en los últimos cuatro o cinco minutos”.
Las reglas han cambiado, y una nueva camada de jugadores con habilidades diferentes han resucitado este juego a su mejor nivel. Mejor aún, el aburrido estilo de juego que ha plagado a la liga desde que se desarmó el Chicago Bulls de Michael Jordan en 1998 --algo que hizo perder muchos fanáticos a este deporte-- ha desaparecido.
“Creo que ha tomado bastante tiempo, pero la eliminación de la regla de defensa ilegal ha ayudado mucho”, dijo Stern. “Pienso que el juego es un poco más rápido, es más fluido”.
Y los fanáticos han regresado
Los ratings de televisión han subido y la NBA llegará a más de 23 millones de fanáticos en las canchas por primera vez durante el Juego 1 de las Finales de la Conferencia Este el martes en Detroit.
Tener a LeBron James en sus primeros playoffs ayudó mucho. Su último partido de la temporada, Cleveland perdió en el Juego 7 en Detroit el domingo, recibió un rating de casi un 30 por ciento más alto comparado al mismo juego el año pasado.
Y sus Cavs casi logran lo imposible en su primera aparición en la postemporada desde 1998. Los Clippers no habían visto los playoffs desde 1997, y se quedaron a una victoria de alcanzar las finales de la conferencia por primera vez en su historia.
“Creo que hay mucha paridad en esta liga, y eso es por lo que estamos viendo estas grandiosas series”, dijo el entrenador de los Pistons, Flip Saunders. “Cada equipo está a una mala jugada de estar en problemas. Miren cómo la lesión de Rasheed Wallace nos perjudicó por tres partidos”, agregó.
“Dallas lucía muy bien previo al Juego 6 en su casa, y luego Jason Terry le lanza un puñetazo a Michael Finley. New Jersey estaba volando hasta que Cliff Robinson fue suspendido. Los equipos son muy frágiles en estos días”.
Muchas series pudieron tener un final diferente si una o dos jugadas hubieran ido para el otro equipo. Los Cavs necesitaron dos tiros ganadores de James para escaparse del Gilbert Arenas y de los Washington Wizards en la primera ronda. Sin el tiro de suerte de Brent Barry en el Juego 2, San Antonio quizás no hubiese pasado la primera ronda ante el octavo clasificado Sacramento Kings.
Los Spurs luego perdieron una peleada serie a siete juegos ante Dallas, y tras el partido Tim Duncan dijo que había jugado mejor que nunca. Súmenle los enfrentamientos entre Detroit y Cleveland y Phoenix-Los Ángeles y vemos tres series que llegaron al Juego 7 en la misma ronda por primera vez desde 1994.
Los recientes cambios de las reglas designados para aumentar las anotaciones han trabajado a la perfección. Siete equipos han promediado 100 puntos en la postemporada.
La NBA se había dado cuenta hace tiempo que las reglas viejas que favorecían a la defensiva y a los equipos que jugaban al estilo de New York y Miami a finales de los 90 prevenían que la liga se destacara apropiadamente.
Pero todo el mérito no debe ir a los ejecutivos de la liga. Algunos deben ser reservados para los ejecutivos de los equipos, que comenzaron a buscar jugadores fuera del país, cuando se hizo obvio que esos jugadores eran más completos que muchos de los estadounidenses. Ésa es la razón por la que Phoenix, con Boris Diaw y el brasileño Leandro Barboza, todavía está en carrera.
La mayoría de los mejores equipos tienen al menos un jugador nacido en el extranjero. Dallas con Dirk Nowitzki superó al dúo de San Antonio de Tony Parker y Manu Ginóbili. Andrés Nocioni, compañero de Ginóbili en la selección argentina que ganó la medalla de oro en las Olimpiadas, fue el mejor jugador de Chicago en la primera ronda ante Miami.
Hubo 25 jugadores nacidos en el extranjero en la segunda ronda, más del doble que el récord anterior. Inclusive Stern, que por mucho tiempo ha tratado de expandir la presencia de la NBA alrededor del mundo, estaba sorprendido por la rapidez con que los extranjeros asumieron roles de importancia.
“Dije y estaba convencido de que podían, pero no me imaginaba que lo hicieran tan rápido”, dijo Stern. “Además, agregan otra riqueza a nuestra liga, que ahora contamos con un amplio rango de jugadores de elite a nivel mundial”.
El buen juego probablemente continúe. Detroit y Miami llegaron al Juego 7 la temporada pasada, y ciertamente es posible que lo hagan de nuevo esta vez. Dallas y Phoenix tienen suficientes atletas como para que esta serie esté para cualquiera.
Y eso podría ser suficiente para convertir esta postemporada en la mejor de la historia de la NBA. Mientras tanto, confórmense con que sea mejor de lo que solía sern