El Deportivo

Entusiasmo en Barcelona


BARCELONA
106 años de historia bien merecen tener más de una Copa de Europa. Hasta la fecha, sólo unos pocos privilegiados pueden decir que ganaron el máximo cetro continental vistiendo de azulgrana. Aquel 20 de mayo de 1992 queda ya muy lejos, y los actuales jugadores del Barça no quieren desaprovechar la ocasión de engrandecer aún más el escudo que portan en su camiseta. “Hay muchos niños que no han visto ganar al Barça una Cham- pions, ni siquiera jugar una final”.
“Sería una emoción muy fuerte celebrarlo en Barcelona”, reconocía Deco, el único miembro de la actual plantilla que cuenta en su palmarés con la Champions. Su compañero Giuly, a quien le tocó perder aquella final ante el Oporto de Deco, advertía que “este Barça tiene más fuerza que el Mónaco de 2004”. “Sabemos de la responsabilidad que tenemos, y aceptamos la exigencia que nos transmite la afición”, apuntaba Valdés. El capitán azulgrana, Carles Puyol, fue incluso más lejos. “Estoy ante el partido más importante de mi vida”.
Pese al desafío que supone batir al Arsenal, un equipo que no ha encajado un gol en los últimos seis partidos de la competición europea, todos los jugadores aceptan el reto. “Estamos preparados para intentar ganar la final”, coincidió la mayoría en la jornada de puertas abiertas para los medios.
Respeto al Arsenal y a Henry
Aunque hasta llegar a la final de Saint Denis el Barça ha superado a Chelsea o Milan, los pupilos de Rij-kaard mostraron un gran respeto hacia el Arsenal“. ¿Favoritos? Una final siempre está al 50% y pueden pasar muchas cosas”, advertía Puyol. “El Arsenal es un equipo muy completo porque arriba tiene jugadores muy peligrosos y atrás no encaja goles”, explicaba Iniesta, quien todavía no se ve como titular. “Será un rival muy complicado de batir”, añadía Rafa Márquez.
Tras destacar al conjunto, los pupilos de Frank Rijkaard señalaron el nombre de Thierry Henry como el principal peligro. “Si nos descuidamos, Henry nos puede amargar la tarde”, explicó Eto’o. “Será complicado parar a Henry, pero con la ayuda de todos intentaremos que no tenga su momento”, comentó Iniesta. “Todos conocemos la calidad del francés, pero no me obsesiona”, apuntó Márquez.
“Estoy dispuesto a ayudar a mis compañeros, hay que darlo todo para después pensar que hemos hecho lo que mejor hemos podido”, señaló Samuel Eto’o. “Será un partido bonito, donde al final no nos jugaremos tres puntos, sino que se levantará la Copa con las orejas grandes. Tenemos grandes jugadores a nivel mundial, como el número uno y el número tres. No quiero pensar en celebraciones, luego si ganamos ya podremos tocar la Copa. Tengo una responsabilidad enorme, al final, que sea lo que Dios decida”n