El Deportivo

Rooney le dio aire al Manchester


El País
Manchester
El magnífico partido de Old Trafford el martes pasado acabó resumido en las palabras de dos de sus grandes protagonistas, autores de un par de goles cada uno. ‘Luchamos hasta el final. Tuvimos fe y el último tanto nos mantiene con opciones importantes. El entrenador nos dijo que siguiéramos empujando, que siguiéramos atacando y que así llegarían los goles. Es lo que hicimos’, resumió el inglés Wayne Rooney, que le dio la victoria al Manchester United (3-2) sobre el AC Milán cuando el partido ya se iba a los vestuarios.
“Tengo muchas sensaciones. Marcar en el último minuto en un partido así es algo increíble. Sabíamos que si lográbamos la victoria aquí sería más fácil afrontar el encuentro de vuelta”, añadió sin olvidarse de Paul Scholes, el hombre que le dio el gran pase con el que consiguió el primero de sus dos goles. “Es un genio”, aseguró. “Le veo entrenarse cada día. Es brillante y está en un gran momento. Disfruta jugando”.
Frente a Rooney, el brasileño Kaká pareció desequilibrar el partido del lado italiano hasta la fulgurante aparición del punta inglés. “La final aún es posible”, dijo el brasileño. “El resultado es una decepción, pero ahora esperamos que en nuestro campo, nuestro público nos ayude a llegar a la final”, avisó Kaká.
La victoria del Manchester United fue festejada entre saltos por Sir Alex Ferguson, su entrenador, que se abrazó a sus ayudantes cuando Rooney marcó el tanto definitivo. “Hemos perseverado en busca de la victoria”, dijo el técnico. “Hicimos nuestro fútbol, con algunas cosas fantásticas y dominamos el segundo tiempo”, continuó. “Después de unos momentos de dudas en la primera mitad nos asentamos. El empate nos dio confianza y fe en el triunfo”, añadió el entrenador, que subrayó que el último tanto de Rooney dispara las opciones de su equipo de llegar a la final. “Algunos de los jugadores de nuestro equipo han efectuado un fútbol de calidad. Ahora tenemos una buena ocasión para lograr el pase a la final. Partimos con ventaja. Y el Milán tiene que arriesgar ahora más para eliminarnos. Lo tienen difícil en ese sentido”.
El agónico tanto de Rooney, logrado con un ajustado trallazo desde el balcón del área, marcó las declaraciones que cerraron la ida de las semifinales de la Champions. De él habló el autor. También su entrenador. Y, por supuesto, Carlo Ancelotti, el técnico visitante, que no pudo ocultar su decepción para con Nesta, el marcador de Rooney, y Dida, el portero: “Estuvimos un poco ingenuos en la última acción”, destacó Ancelotti. “El 2-2 era un resultado justo. Soy el que está más disgustado de todos por el resultado, pero también el más optimista de todos”, añadió el técnico. Y dio sus razones: “Estábamos peor después del encuentro de ida contra el Bayern de Múnich (el Milán empató a dos tantos en casa en la ida de los cuartos de final)”