El Deportivo

Pugnas y molestias por triunfo de Luis Pérez

Dimitri Kirilov es el verdadero Campeón de las 115 libras de la FIB, dijo el juez Steeve Bash, mientras que Al Bernstein de ShowTime no tenía dudas al concluir de transmitir la pelea, que el ruso había dominado todas las facetas del combate

Traducción: Carlos Alfaro
Durante los primeros siete asaltos por el título de los súper moscas de la FIB ante el aguerrido Luis Pérez, Dimitri “El Bebé” Kirilov parecía tener las cosas bajo control absoluto.
El púgil de 27 años nativo de St. Petersburg, Rusia, impresionó a todos por la manera tan dominante con que se presentó al ring, ante un boxeador de mayor alcance y altura. Kirilov estaba dándole paliza a Pérez con golpes precisos, además de un potente cruzado de derecha.
“Yo sentí que tenía control de todo el combate, y el cinturón estaba en mis manos”, dijo Kirilov a través de su abogado Steeve Bash. ”Por todo lo que ocurrió en la pelea, no tengo la más mínima duda que gané el encuentro. Fue quien conectó más y mejor. Y hasta los golpes de mucho poder fueron los que solté en la pelea”, añadió el ruso.
Pero fue en el octavo round, cuando un poderoso gancho de derecha envió al aguerrido peleador a la lona en el DCU en Worcester, Massachussets.
“Esa fue mi única falla en la pelea, controlar su mano derecha en el octavo asalto. Pero me recuperé y ustedes vieron cómo volví a tener control del combate”, dijo Kirilov.
De hecho, Kirilov terminó bien el octavo round, y aún cuando Luis quiso cerrar fuerte, jamás el ruso se dejó quitar la iniciativa y no existía duda que quien merecía tener título en la cintura era el retador.
El público se puso de pie para deleitarse de la gran labor de ambos púgiles, especialmente de Kirilov, quien dominó cada aspecto del combate.
“No tenía la más mínima duda en mi mente, que yo era el nuevo campeón de los súper moscas de la FIB”, dijo Kirilov inmediatamente después de la pelea. “Basado en mi presentación, por la manera de cómo los jueces americanos vieron el combate, no cabe duda de que todo mi esfuerzo desplegado durante doce rounds, fue echado al cesto de la basura”.
Al Bernstein, de Showtime, quien transmitió la pelea, tenía a Kirilov como un ganador decisivo. “Los jueces fueron quienes negaron al muchacho de ser el nuevo Campeón del Mundo de esa categoría”.
Desafortunadamente, el juez que vio vencedor al ruso, Paul Barry (que punteó 117-110 a favor de Kirilov) no pudo hacer mucho porque sus colegas, Michael Ancona (113-115) y David Hess (113-114) vieron ganador a Pérez.
“Fue después de la decisión que me di cuenta que no estaba peleando en mi país, sino en suelo neutral y con jueces que no se sabe de dónde salieron”.
Su entrenador Boris Zykanov, pensó que habían hecho más de común para obtener el triunfo.
“Yo estaba seguro del triunfo”, dijo el entrenador. “Yo le comenté a Román Karmazin, el titular de las 154 libras, quien es un amigo muy cercano de Kirilov, que lo peor que nos puede suceder por lo polémico que es el boxeo es un empate. Con la derrota no estaba sorprendido, sino en estado de shock”.
Cuando el entrevistador de Showtime, Jim Gray, estaba con Pérez, todo el público se puso de pie a corear por Kirilov. “Eso fue muy alentador para mí, porque la gente sabe de boxeo”, dijo el ruso.
Lindsey Tucker, gerente de operaciones de la FIB, atendió a la gente de Kirilov luego de la pelea.
“Personalmente no vi la pelea, aún cuando escuché que fue una decisión muy polémica y controversial”, dijo Tucker a Maxboxing.com. “Recibimos una carta de ellos, solicitando una revancha inmediata”, añadió.
“Antes que todo, debemos de hacer una gran revisión para considerar la revancha. Ya hablamos con el Comisionado de Massachussets y dijo que fue un gran combate, también dialogamos con el supervisor Al Lucas y consideró que al final Luis sacó el combate”.
Pero el juez Bash continuó manteniendo su posición de que Kirilov fue quien dominó al pelea.
“Fue increíble esa decisión. Eso empañó por completo el gran pleito, y sinceramente, el Dimitri Kirilov el verdadero Campeón de las 115 libras de la FIB, no existe otro”, dijo el juez Bash.
Las reacciones a través de la Internet, y desde todas las partes del mundo, no se han hecho esperar, mientras que los comentarios de apoyo para Kirilov se han desbordados. “Yo vi ganar a Kirilov y mantengo que él fue el vencedor, pero no pudo alcanzar su sueño, porque los otros colegas tuvieron una visión muy diferente a la mía al momento de dar su veredicto final”, concluyón