El Deportivo

Landis: nuevo rey en el tour


El estadounidense Floyd Landis, de 30 años, y profesional desde hace siete años, se convirtió en el sucesor de su compatriota Lance Armstrong en el trono del Tour de Francia, cuya 93ra edición concluyó ayer en París, Francia.
Éste fue el Tour más loco de los últimos años, el de la anarquía total. Comenzó sin varios favoritos, como Jan Ullrich, Ivan Basso y Alexandre Vinokourov, descartados por sospechas de dopaje, y al final Floyd Landis, con un violento empuje en las últimas dos etapas, se apoderó de la camiseta amarilla y se llevó el título.
La vida de Landis tiene semejanzas con la de Armstrong, con quien trabajó tres años en la sombra, de gregario, y también con Greg Lemond. Son los estadounidenses ganadores del Tour de Francia, y como ellos, lo hace siendo una persona un tanto especial, debido a su forma de vivir y sus problemas físicos.
Landis lleva renqueante varios años de su cadera derecha. Es un ciclista que no puede cruzar la pierna derecha sobre la rodilla izquierda, porque la cadera no le da juego, por el mismo motivo sólo puede montar sobre el sillín desde el lado derecho de la bicicleta, cuando acabe el Tour, se colocará una prótesis de titanio para sustituir su necrosado juego de cabeza de fémur y anca.
Además, reconoce que su vida es un tanto particular al ser miembro de la menonita, una religión en la que los integrantes están apartados del mundo convencional al vivir completamente aislados de periódicos, radio, televisión y un largo etcétera para dedicarse al campo y a sus seres más queridos, sin olvidar ayudar a los más necesitados.
Gregory LeMond, primer ganador del Tour, comenzó a “funcionar” cuando un pariente cercano se ‘equivocó’ y en una cacería le metió en el cuerpo una perdigonada de la cual conserva aún algunas postas.
Un perdigonazo que le sentó de maravilla, pues después de la misma logró dos de sus tres triunfos en la considerada mejor carrera del mundo.
Ganó la edición de 1986, un año antes de sufrir el accidente, y cuando nadie creía que pudiera repetir ese triunfo volvía a adjudicarse la carrera en 1989 y 1920.
Por su parte, Lance Armstrong, plusmarquista del Tour con siete victorias consecutivas, tampoco lo tuvo fácil. Su infancia fue complicada debido a las diferencias de sus progenitores, y cuando comenzaba a despuntar en el ciclismo sufrió un cáncer de testículos.
La operación fue todo un éxito y Armstrong más que pedalear volaba en las etapas claves del Tour como lo demuestran esos siete triunfos absolutos, 22 etapas y lucir la camiseta de líder 83 días, siendo el corredor que más maillot amarillos tiene, por detrás del belga Eddy Merckx.
No se compara
Tras ganar la contrarreloj del sábado que lo puso de frente al título del Tour de Francia, Floyd Landis señaló que “la victoria en el Tour no me cambiará la vida, estoy orgulloso de cómo soy” y no buscó comparaciones con Armstrong, ya que “él era una estrella”.
“Armstrong era diferente, se trataba de una estrella. A mí no creo que esto me cambie la vida. Estoy orgulloso de cómo soy y voy a seguir así, porque soy feliz”, señaló Landis.
Landis comentó que sus padres, que le educaron en la religión menonita, basada en la austeridad y alejamiento del mundo convencional, le enseñaron “el espíritu de trabajo”, algo que ha sido “muy importante” a la hora de hacerse ciclista profesional.
Descartó cualquier punto en común entre todos los estadounidenses que han ganado el Tour: Lemond, Armstrong y él mismo. “Cada uno aportó cosas y es cierto que Lance marcó una línea, pero tampoco es que tengamos características comunes”, dijo.
Landis, que rechazó en varias ocasiones referirse al asunto del dopaje, señaló que tratará de volver al Tour una vez que sea operado, en los próximos meses, de la cadera.

Maillot amarillo por varias manos
MONTCEAU-LES-MINES, Francia
El ciclista estadounidense Floyd Landis protagonizó el sábado el undécimo y decisivo cambio de maillot amarillo de líder del Tour de Francia desde la salida de la edición 2006 en Estrasburgo.
En total, siete corredores diferentes lucieron el amarillo en este Tour.
La ronda gala iguala en esta edición el récord histórico de cambios de líder en el Tour, que databa de 1958, cuando también hubo once movimientos al frente de la general (8 ciclistas diferentes).
Los maillots amarillos en el Tour 2006:
Thor Hushovd (NOR): prólogo
George Hincapie (USA): 1ª etapa
Thor Hushovd (NOR): 2ª etapa
Tom Boonen (BEL): 3ª, 4ª, 5ª y 6ª etapas
Serhiy Honchar (UKR): 7ª, 8ª y 9ª etapas
Cyril Dessel (FRA): 10ª etapa
Floyd Landis (USA): 11ª y 12ª etapas
Oscar Pereiro (ESP): 13ª y 14ª etapas
Floyd Landis (USA): 15ª etapa
Oscar Pereiro (ESP): 16ª, 17ª y 18ª etapas
Floyd Landis (USA): 19ª etapa