El Deportivo

Lento despegue de Ronaldinho


Barcelona / El País

¿Qué le pasa a Ronaldinho?
La pregunta circula desde hace semanas entre el barcelonismo ante el aparente bajo rendimiento del brasileño, que lleva marcados un gol en la Liga (de penalti, en El Sardinero, estadio del Rácing de Santander) y otro en la Champi-ons, ante el Levski de Sofía, cuando logró una hermosa diana en parábola.
Pero la historia no es nueva: la misma interrogante ya se formuló hace un año, cuando, en la misma quinta jornada el técnico Frank Rijkaard le dejó en casa y no le convocó ante el Betis. O hace dos, cuando arrastraba una lesión de tobillo que no le dejó brillar como en su primer año en el Camp Nou (estadio del Barcelona). Ronaldinho cumple ahora su cuarta temporada en el Barça y las tres últimas las ha iniciado al mismo ritmo.
Tras insinuar en el verano el hermano del Gaucho que éste estaría más contento si se le revisaba la ficha --‘quiero continuar siendo feliz en el Camp Nou’, dijo el brasileño durante la gira americana--, la sombra de su tercera renovación en tres años vuelve a planear sobre él. Pero las estadísticas reflejan que le cuesta dar con su mejor forma y que su motivación se multiplica por mil cuando se avecinan los partidos grandes. Los técnicos confían en que el brasileño surja ahora, cuando al Barça le aguardan cuatro citas vitales: el Sevilla, el Madrid en el Bernabéu, donde hace un año salió aplaudido, y los dos partidos europeos frente al Chelsea. Hace un año, Ronaldinho marcó precisamente dos goles al Madrid y otro al equipo inglés.
‘¿Ronaldinho? Ya le pasó lo mismo el año pasado. No podemos esperar que cada partido y cada semana sea único. Su actitud y compromiso es indiscutible. A veces pasa por momentos en los que tiene menos participación en el juego, pero cuando llega a su punto máximo es imparable’, argumentó el 1 de octubre Txiki Begiristian, director deportivo del club, en Sitges, durante el encuentro mundial de peñas del club. Rijkaard, en Bilbao, se pronunció en la misma línea cuando le preguntaron qué le había parecido el partido del Gaucho. ‘Siempre estoy satisfecho con él. El equipo ha funcionado bien. Ganamos y perdemos todos. Roni es un jugador muy importante para nosotros. Sólo son pequeños detalles’. Y el presidente, Joan Laporta, en el mismo sentido, abundó: ‘Ronaldinho está en un excelente nivel. Lo que pasa es que se le exige como lo que es, el mejor jugador del mundo, y lo está demostrando. Algunos partidos pueden salir mejor o peor, pero él siempre está presente. Tiene calidad y capacidad de liderazgo y su presencia siempre impresiona al equipo rival’.
Salvo su espectacular inicio en su primer año en el Barça, Ronaldinho ha vivido siempre inicios titubeantes. Lastimado en el tobillo en un partido de la Copa de Cataluña ante el Espanyol, Ronaldinho estalló en su segundo curso en el Barça en noviembre, superada la novena jornada de Liga y en la cuarta de la Champions, cuando el Milán visitó el Camp Nou, y logró uno de los mejores goles desde que está en el Barça. Y el curso pasado afloró después de que Rijkaard le diera un aviso dejándole en casa junto con Deco. Él mismo reconoció después que el gesto le sirvió de estímulo. Hasta ese momento llevaba sólo dos goles. A partir de entonces, en poco más de un mes, sumó otros nueve.
Toque de atención
Pese al triunfo en San Mamés y el buen resultado de Gudjohnsen como relevo de Eto’o, Begiristain quiso dar un toque de atención al equipo, que parece aún lejos de su mejor forma. De siete partidos entre la Liga y la Champions, los azulgrana han empezado perdiendo en cuatro (Celta, Valencia, Werder Bremen y Athletic). En dos casos, dieron la vuelta al marcador (Balaídos y San Mamés), pero en los otros dos no pasaron del empate (1-1). ‘Empezamos los partidos con menos presión y agresividad que nuestros rivales’, lamentó Txiki; ‘el año pasado todo fue maravilloso, pero parece que el equipo se ha olvidado del esfuerzo que hizo hasta llegar a la final de París’.

Eto’o hará falta, afirmó Ronaldinho
MADRID / AFP -El internacional camerunés del FC Barcelona, Samuel Eto’o, que estará ausente cinco meses de los terrenos de juego, debido a una lesión, será echado en falta en el FC Barcelona, confió el jueves la estrella del Barça, el brasileño Ronaldinho.
“Claro que le vamos a echar de menos (...) Samu es muy importante para nosotros. Estaba en un momento muy bueno y nos entendíamos muy bien. Sólo con una mirada”, explicó el brasileño en una entrevista al diario catalán El Periódico de Catalunya.
El goleador camerunés fue operado el pasado jueves del menisco externo de la rodilla derecha, tras una lesión en el césped del Werder Bremen, en un partido de Liga de Campeones (1-1).
“Ahora empezamos a trabajar de otra manera y eso lleva tiempo”, explicó el jugador brasileño al periódico, y aseguró sentirse “muy bien” en el seno de su equipo, que ganó la Liga de Campeones en 2006.
Sobre la eliminación de Brasil en cuartos de final del Mundial-2006 contra Francia, el delantero afirma haber sentido “mucha tristeza”.
“Es de esos momentos que nunca vas a olvidar. Hay una sensación común cuando ganas algo especial y cuando sufres un golpe muy duro... Miraba el equipo y pensaba ¿cómo puede ser que ya no estemos en el Mundial?”, añadió Ronaldinho 