Deportes

"Vengo a jugar fuerte"

Y así lo hace

— Edgard Rodríguez C. —

Hace cuatro ańos, Martín Alemán emergió con violencia como una amenaza capaz de hacer peligrar la hegemonía de Julio Vallejos detrás del plato en la selección nacional. ;


Sin embargo de la forma más extrańa, su estusiasmo se marchitó y su nivel no logró florecer más, mientras Julio se volvía aún más dominante como el enmascarado titular del conjunto. ;


Esa ventaja, le permitió a Vallejos la suficiente flexibilidad como para exigir algunas prerrogativas y hasta condescendencia con su comportamiento a veces difícil. ;


Ahí viene Marlon Abea, pensamos muchos, con la certeza que los días de distracción de Julio habían concluido. Una vez más el leonés ganó la batalla, pese a la calidad del Ťloquilloť. ;


¿Podrá retarlo Adolfo Matamoros?.. Esta es la intriga que ha crecido después de observar el fuego con que se desempeńa el joven receptor leonés, que supo aprovechar el chance que tuvo.;


Sin embargo, la batalla que le espera no es tan fácil. Antes de pensar en Vallejos, tendrá que quitar del camino a Abea, cuyo nivel de juego ha evolucionado y se ha vuelto aún mejor. ;


ŤNo tengo la experiencia de ellos, pero eso no me intimida. No me siento menos que ningunoť, dice Matamoros, siempre retador en sus frases, pero con la virtud de respaldarlas con hechos. ;


Después de dos ańos de atrofiar su desarrollo por la presencia de Vallejos, Matamoros se movió a Chinandega, donde a diario pudo exhibir su material, que incluye un espectacular brazo. ;


ŤFue lo mejor que pude hacer (ir a Chinandega) porque al fin vieron mi talento. Luego me tomó el Bóer y eso fue clave para mi evoluciónť, seńala el receptor que respondió en los Indios.;


Quizá lo mejor de Matamoros, aparte de confirmar la fortaleza de su brazo y su juego siempre enérgico, fue que sacó las uńas como bateador y bajo la presión su nivel crecía drásticamente.;


ŤPresión no siento. Incluso ahora mismo, no tengo presión. Yo aquí vengo a ver qué puedo hacer, pero si descuidan Vallejos y Abea, me los paso llevando. Yo vengo a jugar fuerteť, asegura.;


A estas alturas, la distancia entre Matamoros y Vallejos es considerable, pero no por ello dejará de ser interesante una posible batalla entre ambos y el mismo Abea, si se reporta. ;


Tras una época de lamentos por la ausencia de receptores en el país, la Ťpreť se dará el lujo de contar con tres opciones de muy buen nivel que deben garantizar seguridad destrás de home.;