Deportes

"Quiero irme del béisbol"

Padece de insomnio

— Martín Ruiz Borge —

Omar Cisneros no se perdona lo que le pasó. Se siente enteramente culpable por la pérdida del título nacional, ese que tanto quería para sí y la afición fernandina... Tal es su frustración que irreflexivamente dijo Ťquiero irme del béisbolť.;


Ayer, Omar salió del anonimato al que se había enclaustrado, y en el programa Doble Play, de radio 580, hizo un Ťmea culpať. Como timonel del equipo, aceptó el error. El es responsable de todas las decisiones en el terreno, y falló. Eso lo ha desmotivado, según apunta, al extremo en que en los últimos días todo le sabe amargo, incluso la comida.;


En otras circunstancias, quizá se pensara en una actuación más de Omar. Que lo dicho, va de la boca afuera. Pero ahora las palabras provienen de su alma herida. Siente Ťvergüenzať y a veces dice cosas insensatas, como el retiro del béisbol, y rechazar la invitación a la Preselección.;


A la continua pregunta de Ť¿qué pasó?ť, él siempre responde con gestos... Mueve negativamente la cabeza, se cubre la cara con las manos o mira al cielo, como tratando de encontrar alguna mirada piadosa, y no las lacerantes e incriminadoras que le aparecen por todos lados.;


Todavía sigue preguntándose qué le sucedió. ŤMe perdí, yo solo estaba en el juego y quería ganarť,.. ŤNos preparamos para ganar, no para el manejo de los reglamentosť, dijo.;


Omar admitió que lo dicho en León en el momento en que cayó el out 27 del sexto juego, fue producto de la euforia... ŤCreíamos que no habría muchos problemas y que en el séptimo juego se definirían las cosasť.;


Ahora, con los ánimos fríos y la decisión de la Presidencia de la Liga decretando al León como el Campeón, Omar padece de insomnio. En su mente sigue rondando ese fantasma del error... ¿Cómo pudo haber pasado, si en toda la Liga se había manejado bien a los lanzadores?.. ¿Cómo pudo ser?.. Esa no es forma de perder un Campeonato.;


El sentimiento de culpa no lo abandona. Le falló a la afición de Masaya, la serie tenía un gran significado para sus planes inmediatos. Y en esa marańa de sentimientos negativos, la idea de retirarse parece única opción, con todo y que el béisbol es parte de su vida.;


Pero eso es descabellado... Omar ha tenido peores experiencias, y ha sabido salir a flote. La grandeza de los hombres radica en saber levantarse de esos golpes contundentes. Debe enfrentar las dificultades, seguir en la batalla, llegar a la Selección y superar este otro reto que le impone la vida.;


La presión lo ahoga, por el compromiso que tenía con la afición fernandina, ;
equipo al que quería darle el título... Pero la vida continúa. Hay que levantar la cabeza y ver hacia el futuro.;