Deportes

Denis... ¿otro Castańo?

Un reto muy exigente

— Edgard Tijerino Mantilla —

¿Aceptará Denis Martínez sentarse en la butaca siempre caliente reservada al Manager de la Selección?...¿Qué tanto le atrae colocarse en el puesto de la discordia?...¿Lo tomará como un nuevo e interesante reto?.;


Carlos García le ha ofrecido tres posibilidades a Martínez: ser el Manager, funcionar como asesor del Cuerpo Técnico seguramente con amplios poderes, y regresar al uniforme para lanzar en Winnipeg.;


Esto último, lo considero improbable...En la cresta de 44 ańos, distanciado ya de una actividad sostenida, cobijado por un gran prestigio, difícilmente Denis decidirá atravesar imprudentemente por nuevos riesgos...No es lo mismo depender de lo que queda de sus facultades después de una larga y naturalmente desgastante trayectoria, que hacerlo con la suficiente fortaleza física y dominio de habilidades.;


Descartemos pues, ver lanzar a Denis con la Selección.;


¿Será el Manager?...Bueno, en Barcelona lo vi asustado a ratos al comprobar las marcadas diferencias en variables, estilo y disciplina, que existen entre un timonel de equipo profesional, y lo que es manejar en el sector de transición en que se mueve nuestro béisbol, saliendo del viejo esquema del amateurismo marrón.;


¿Se atreverá Denis, luchando contra reloj mientras trata de adaptarse, a tomar ;
las riendas de un equipo que necesita conocer en un curso intensivo?.;


En principio, puede que lo considere una tentación, pero si se toma el tiempo necesario para reflexionar sobre el compromiso y su dimensión, podría decidir, igual que Calvińo o Luis Tiant, que no es conveniente.;


¿Asesor con plenos poderes?.;


El único caso que he conocido en los últimos treinta ańos, es Tony Castańo entre 1971 y 1978, es decir, durante la más floreciente etapa de nuestro béisbol, consecuencia precisamente su sazonado trabajo, extraordinaria vocación, vastos conocimientos, estimables recursos pedagógicos, remarcable disciplina militar, y una pasión por el béisbol sin límites.;


¿Quieren saber cuál era el horario de trabajo de Castańo con la Selección?.;


Créanlo por favor: 24 horas diarias. Y digo esto con absoluta certeza, porque cuando Tony no estaba despierto, sońaba con la Selección...En más de una ocasión, su esposa, Dońa Ursina, me dijo que Tony llegaba a levantarse bruscamente de la cama, gritando: ŤHay que traer al zurdoť.;


Esa pasión de Tony, ¿La tendrá un Denis que apenas inicia su retiro, que es epicentro de una familia que estrena nietos, y que posiblemente está ansioso por distraerse?;


Denis Martínez tiene conocimientos suficientes. El se caracterizó por ser uno de los peloteros con mayor habilidad para sacar provecho del scouteo, manejar la información sobre el enemigo y planificar. No tenemos, a ninguno que se le pueda adelantar un milímetro en ese aspecto.;


Sabe mucho sobre la disciplina. Su entrega a la preparación física, el sometimiento al aprendizaje, el cultivo de sus facultades, provocó un reconocimiento total de todos sus adiestradores, desde Ray Miller hasta Lee Mazone, pasando por Larry Bearnarth, Phil Reagan y Nardi Contreras...Denis es Ťmano durať en lo referente a disciplina.;


Pero tiene, por ahora, una gran desventaja respecto a Castańo: Tony pasó largo tiempo estudiando nuestro béisbol, identificándose con los peloteros y consiguiendo la confianza de Carlos García.;


En algunos momentos, Tony fue justamente el poder absoluto detrás del trono en la Selección, y sin Ťsu bendiciónť, no se nombraba manager.;


Fue Tony quién recomendó al ŤBrujoť después de la explosión de temperamento de Heberto en Dominicana antes del Mundial del 1972...Exceptó cuando la división de nuestro béisbol estaba en ebullición, todo pelotero sugerido por Tony, recibía el visto bueno de Carlos García.;


¿Cuánto tiempo le tomará a Denis identificarse, conocer el material, ;
desarrollar un scouteo y ganarse la confianza plena de Carlos García?;


Castańo nunca aceptó ser manager...Siempre se mostró alérgico a eso después de haber sido piloto en Serie del Caribe, trabajado en las Ligas Menores y llevado al Puebla de México a elevados niveles de rendimiento...El no lo dijo, pero no quiso arriesgar su reputación pese a moverse en terreno dominado...Cuando la Selección fallaba, nadie le tiraba piedras a Castańo...Incluso, en medio del terrible problema en las esferas de dirección que afectó al equipo en 1976, Castańo logró salir ileso, algo imposible si hubiera sido el manager.;


Otro punto a discutir, es el carácter...Castańo, viejo zorro en la difícil tarea de manejar un grupo, sabía utilizar Ťlos cambios de velocidadť...Detrás de una bola de humo en los llamados de atención, venía un cambio para amortiguar, y como tenía habilidad para aplicar su agudo sentido del humor, garantizaba la buena relación sobre una base de respeto mutuo.;


¿Será Denis tan hábil en ese delicado terreno?;


Sin intentar pontificar, no es fácil ser Ťotro Castańoť, pero tampoco podemos descartar que Denis pueda llegar a serlo...Claro, es un gran reto...No se trata de soplar chimbombas y masticar chiclets porque se dispone de las credenciales de Grandes Ligas.;


Ya vimos como Luis Tiant salió frustrado por la puerta del patio sigilosamente.;
Denis Martínez, el mayor orgullo que ha producido nuestro béisbol en más de un siglo, intenta entrar a una nueva etapa, más dificil por lo variado de las exigencias, y porque el éxito en la gestión, depende más de lo que hagan los otros que de uno mismo.;


Como bien lo apuntó Nazario Cortés hace unos días.;