Deportes

Quieren "amarrar" a los jugadores

Directivos preocupados

— Martín Ruiz Borge —

Históricamente, el fútbol nacional se ha regido por normas;
prácticas que han impedido cualquier tipo de maniobras que;
afecten resultados y la marcha de los campeonatos.;


Lo elemental es que todas las inscripciones tienen duración de;
un ańo, tanto para jugadores como para técnicos. Ninguno de;
éstos que sea dado de baja puede ser inscrito por otro club,;
para evitar cualquier malentendido. El que sale, queda fuera;
de competencia y tendrá que esperar el siguiente torneo.;


Ellos no se manejan como en béisbol, en que los jugadores y;
técnicos pueden cambiar de equipo en la misma temporada, ya;
que se les determina un número de cambios... Sin embargo, hay;
directivos que pretenden hacer algunos ajustes similares,;
especialmente en lo que corresponde a las "fichas", que en el;
béisbol se conocen como "esquelas", las que quieren que sean;
válidas para dos o tres ańos, en especial para aquellos;
jugadores que nacieron en sus organizaciones.;


La idea surge en los momentos en que se ve cómo algunos;
equipos han sido desarticulados por mejores ofertas. El;
Masachapa se fortaleció contratando jugadores del Bautista,;
San Marcos, los que quedaron libres del Juventus y de otros;
conjuntos. Basta decir que del equipo original que ganó la;
Segunda División hace tres ańos, sólo hay uno o dos;
representantes.;


Y hay equipos que han sufrido de ese tipo de sustracción. El;
que más lo ha sentido es el Diriangén, que ańo con ańo va;
perdiendo a sus mejores exponentes... Primero fue Livio;
Bendańa, después José María Bermúdez. En principio, no lo;
sintieron mucho, porque no estaban en capacidad de ofrecerles;
lo que les daban otros equipos. Además, tenían gente con qué;
reponerlos.;


Pero ahora se les presentó un verdadero problema. De golpe,;
salen de sus filas el goleador Sergio Gago, los hermanos;
Martín y Ronaldo Molina, lo mismo que el arquero Jacobo Aboud,;
y se les quebró todo el engranaje que los mantuvo como equipo;
de primer orden en el país.;


La inquietud es que las fichas de los jugadores tengan;
duración de dos o tres ańos para aquellos jugadores que se;
hicieron en sus organizaciones, y lo expondrían a la;
Federación.;


Tienen razón, porque a ellos les ha costado la formación de;
los jugadores. Pero no pueden impedirle a alguien que trate de;
mejorar sus posibilidades económicas. No son dueńos de la;
persona, a menos que el jugador decida este tipo de convenio.;
Y las bases de competencia de los Campeonatos dicen que sólo;
jugarán por un ańo.;


La Fedefut debe analizar profundamente esta situación. En el;
fútbol no se le puede impedir a un equipo adquirir a los;
mejores elementos posibles para buscar el Campeonato. Eso;
depende de sus posiblidades económicas. Jugadores que tienen;
más de cinco ańos de experiencia jugando con un mismo club,;
pueden moverse al mejor postor. No es justo "amarrar" a los;
jugadores a un equipo, pero sí podría obligarse a cada equipo;
a que tenga "sucursales" de dónde pueda "alimentarse". Así;
puede acabarse con la piratería y se mejoraría el nivel del;
fútbol nacional.;