Deportes

Doble Play


— Martín Ruiz Borge —

¿HASTA AQUI LLEGARON?- Los mayores niveles de rendimiento buscados por los directivos de equipo para conformar equipos verdaderamente competitivos, dejó fuera de combate a varios peloteros que en un tiempo marcaron las pautas de los campeonatos nacionales. Epifanio Pérez, Orlando Cuevas y Daniel Miranda, que en un tiempo estuvieron juntos en el staff del León, no comenzarán la competencia, y se sospecha que no entrarán a medio camino. Epifanio, que es el tercer máximo ganador del béisbol nica, con 133, y que tiene el récord de más victorias en una temporada, con 23, no le interesó a nadie, y tendrá que buscar nuevamente la Mayor "A". La temporada pasada el Norte le dio oportunidades y aunque hizo algunas ejecuciones buenas, demostró que perdió el poder de sus disparos y terminó con balance 0-0 en 21.2 episodios, lanzando para un lamentable 9.55, el más alto conseguido en su carrera. Prácticamente era un preludio de su final. Intentó hacer el grado en León, pero no convenció. Tras once ańos de actuación, llegó el momento de colgar los spikes. DESGASTADO.- Desde 1994, cuando fue sometido a un intenso ajetreo por el San Fernando en la temporada regular, Orlando Cuevas dio muestras de desgaste y se estimaba que en poco tiempo podría ver terminada su actuación en la colina. Para el 97, se excusó para no reportarse a la Selección porque necesitaba un descanso. Sabía que la cuerda se le acababa y debía proteger su futuro en la liga local. Después de ganar el liderato de efectividad en el 97, su efectividad decreció hasta 7.06 la pasada campańa, reducido a un trabajo de 65 episodios en los que tuvo balance 3-3. Cuevas estuvo entrenando con Granada y se consideraba que podría funcionar como taponero. Pero a la hora de decidirse por los 22, se le mantuvo en el círculo de espera. El zurdo tiene 89 triunfos y 797 ponches en su carrera, que lo convierten en uno de los zurdos más intimidantes desde Adolfo Alvarez. ¿YA NO HAY MAS?- Daniel Miranda tuvo un espectacular ańo 1995. Ese ańo ganó se convirtió en el último ganador de 20 juegos, y disputó el liderato de juegos completos. Con la Selección tuvo un ańo espectacular de ocho victorias sin derrotas. Pero tanto esfuerzo por lo visto le afectó drásticamente y perdió todas sus facultades. Estuvo lesionado en el 97 y la temporada pasada intentó regresar. Fue doloroso verlo explotar con el Bóer y después con León. En siete apariciones en la colina solo pudo completar 7.1 innings. Es jóven y podría recuperar condiciones, a como sucedió con Asdrudes Flores. Pero este no será el ańo.;


LOS QUE RETORNAN.- La drástica reducción de peloteros extranjeros para la Liga de Béisbol, demostró la desolación existente en la calidad de peloteros, y obligó al retorno de un fuerte número de peloteros que se no tuvieron oportunidades en las dos últimas temporadas. Uno de éstos es Berman Suárez, el otrora paracorto y center field de los Dantos, Bóer, Chinandega, San Fernando y Pinoleros. Aparece en la lista del equipo del Norte, en una de las más sorpresivas inscripciones. Suárez jugó por última vez en 1995 con los desaparecidos Pinoleros. En esa oportunidad bateó para .271, sin jonrón y 12 carreras empujadas. El pelotero que tiene más tiempo de inactividad y que regresa, es el costeńo José Crawford, que no jugaba desde que los Tiburones ganaron el título nacional en 1993. Ese ańo sólo estuvo en 6 juegos. Chinandega volvió a tomar los servicios de Félix Chévez, que jugó por última vez en 1995, cuando bateó para .226 en 75 juegos.... En el Bóer, Guillermo Macías reaparece después de no tener acción en el 98; San Fernando habilitó a Humberto Macías hijo, que lo tuvo como menor en 1994. Se espera que ya esté en punto; también reaparece Gregory Hodgson, que no jugó en el 98; León ha tomado a muchos rivenses según el convenio establecido con la Academia sureńa y presenta al lanzador Carlos Rodríguez y Jasmir García, que jugaron en el último equipo rivense (1997); de esos sureńos están en Granada Reynaldo Delgado, Leónidas Espinoza y Carlos Eduardo Hollman. Freddy Chévez, que jugó en el 97 por última vez, regresa a Chinandega, junto con Oswaldo Mairena, que ese ańo sólo actuó en un desafío.;