Deportes

Özil la partió


Edgard Tijerino

dplay@ibw.com.ni

Pudo ser una goleada de ribetes espectaculares, pero la artillería del Real Madrid falló, falló y falló frente a un excelente Stekelenburg, viéndose obligado a conformarse con esa victoria por 2-0 sobre el Ajax holandés, en el arranque de esta Champions 2010-2011. Más de 30 remates para sólo gol y medio, no es buen promedio si consideramos la confusión que rodeó al primero, apuntado a Gonzalo Higuaín, pero hecho posible en el minuto 31 por el errático intento de despeje de Anita, rebotando en el cuerpo del atacante argentino.
A los 72, una preciosa comba maestra de Di María, tomada por Özil por la izquierda, disparando inmediatamente de zurda con rechazo de Stekelenburg hacia el propio atacante, que decidió cruzar hacia el centro, para la entrada de Higuaín y el empuje a quemarropa sellando el 2-0.
¡Qué bien se vio éste Madrid piloteado por un astuto, cerebral y desequilibrante Mesut Özil, quien la partió ayer como director de orquesta en el terreno del Bernabéu!. A diferencia de Kaka, este jugador de origen turco, que brilló intensamente con Alemania en la Copa, ha entrado pisando fuerte, mostrando liderazgo, utilizando su gama de habilidades y haciéndose sentir.
¡Cómo despega, cómo se proyecta, cómo provoca desajustes, cómo abre espacios, cómo acelera y frena, cómo cambia de dirección, y cómo incide este Özil!. Una joya para el Madrid, capaz de opacar a los otros, incluido Cristiano Ronaldo. Muy bien Xabi Alonso y también Khedira, con un Madrid sólido en la contención, volcándose constantemente.
Fallos a un lado Mourinho frotaba sus manos. Tiene a disposición suficiente material para gritarle al Barcelona, amenazándolo, y aunque necesita tiempo para asegurar la articulación deseada, ya ha hecho desaparecer los fantasmas sobre una posible tendencia a la especulación. Nada de eso, el Madrid que vimos fue incansablemente voraz y presionante, esencialmente ofensivo.
Mientras tanto, en San Siro, el agresivo Zlatan Ibrahimovic le clavó dos goles al Auxerre sacando de la mediocridad al Milán, empujándolo hacia su primer triunfo en la fase de grupos de la Champions. Después de un primer tiempo preocupante, el Milán reaccionó y a los 66 minutos, Ibra materializó con frialdad y precisión, un pase de Kevin Prince Boateng para el 1-0. El Milán aprovechó el momento, intensificó la presión, y con Ibra apretando el gatillo sobre entrega de Ronaldinho, estableció el 2-0.
Los equipos ingleses Arsenal y Chelsea impactaron con violentas arremetidas sobre el Sporting Braga de Portugal y el Zilina de Eslovaquia, con marcadores de 6-0 y 4-1. Cesc Fábregas cobrando un penal abrió las puertas para la goleada del Arsenal. El español agregó otro gol, contribuyeron Arshavin y Chamakh con uno cada uno, y cerró el mexicano Vela con dos. Mas allá de lo discreto que estuvo el Braga, quedó la impresión de que el Arsenal es una maquinaria ofensiva.
¿Y el Chelsea?. Ah, creían que sin Didier Drogba y Frank Lampard, dos pilares fundamentales, no podría funcionar con su instinto matador. No, no fue así. Después de que Michael Essien abrió el marcador, el francés Nicolás Anelka estuvo agitado con dos goles, y Daniel Sturridge agregó otro. El Zilina tuvo aliento para responder con un gol de Tomas Oravec, su única señal de vida.