Deportes

Solís a la hoguera


Sin duda, Moisés Solís aún es un peleador en construcción. Es de esos jóvenes aplicados, que se entregan de lleno en los entrenamientos y por supuesto en el ring. No escatima esfuerzo para lograr su propósito.
En diciembre pasado consiguió un resultado que lo invadió de felicidad, la conquista del cinturón Intercontinental 135 libras OMB, pero eso apenas es el inicio de lo que pretende en su carrera.
Y será este próximo viernes 3 de septiembre en el Hotel Camino Real de Managua, que tendrá que agregar más argumentos a sus pretensiones, porque realizará su primera pelea contra un oponente extranjero, se trata del mexicano Rafael Urías, 22 victorias (16 KO), 18 derrotas y un empate.
“Es un reto que debo cumplir y de forma contundente. No quiero dejar dudas a mi alrededor, por eso me emplearé a fondo, para que el aficionado salga satisfecho de lo que vio”, declaró Solís, mejor conocido como ‘Sansón’ en el ambiente boxístico.
La principal cualidad de Moisés es su fortaleza, no tiene una técnica exquisita, pero es un golpeador al cuerpo que sabe hacer mucho daño. Su balance hasta el momento es de 18 éxitos (13 KO) y un solo revés, que fue el 5 de octubre de 2007 ante Rosemberg Gómez, quien no ha aceptado brindarle la revancha.
Pero lo llamativo de Solís es que desde su único fracaso en el profesionalismo, ha labrado un total 11 triunfos seguidos y 10 por la vía del nocaut.
“Creo tener las herramientas para salir a flote. El boxeo es un deporte con mucho sacrificio, pero me gusta, me apasiona y quiero ser reconocido por calidad sobre el cuadrilátero. Este 3 de septiembre quiero lucirme y si tengo la oportunidad de noquear, lo haré”, concluyó Moisés Solís.