Deportes

Everth, nada es tan fácil


No, de ninguna manera ir al banco cuando todavía eres tan joven, y estás atravesando por una dura etapa de aprendizaje que facilite tu evolución como big leaguer, es algo caótico. Claro que golpea, sobre todo cuando rápidamente has sido depositario de muchas expectativas, pero no te derrumba, sobre todo cuando vas a cumplir 24 años.
El potencial “diagnosticado” a Everth Cabrera, después de verlo incursionar con tanta confianza en 2009, mostrando herramientas tan apreciadas como velocidad en los senderos, tacto en el cajón de bateo, brazo poderoso y aptitudes para educarse como short stop, no es falso, pero ha permanecido en el baúl, porqué él no ha podido atizar el fuego en éste su segundo año.
Si los Padres, que terminaron a 20 juegos de los Dodgers cuando Cabrera comenzaba a impresionar en 2009, hubieran seguido siendo un equipo pequeño, sin pretensiones, quizás la presión por crecer más rápidamente, no habría apretado tanto a Everth; pero aferrándose desde hace largo rato al liderato del lado Oeste de la Liga Nacional, convirtiéndose en lo más sorprendente de las mayores, San Diego no podía entrar a los dos últimos meses de campaña con un paracorto bateando debajo de los 200 puntos, que no lograba proporcionar la agresividad de la temporada anterior, y además, tan propenso a poncharse.
La negociación para conseguir al dominicano Miguel Tejada, ganador de un título como Más Valioso, dueño de una amplia experiencia a sus 36 años, y varias veces All Star como short, ha empujado a Everth Cabrera hacia el banco, algo que era obvio. Pese a que sus cifras de 2010 no son impactantes, Tejada fue instalado como cuarto bate, pendiente de comenzar a tronar después de dos juegos en blanco, viernes y sábado.
Así que las perspectivas de Cabrera frente a los meses de cierre, han sido transformadas drásticamente. Los Padres confían en su utilidad desde el banco, aunque ha fallado en sus dos primeras oportunidades como emergente, incluyendo un ponche. El pinolero está listo para cubrir el short cuando Tejada sea desplazado hacia tercera si Chase Headley, habitualmente incansable, necesita descanso, y debe ser utilizado como corredor y bateador ocasional.
¿Qué pasó con el progreso de Cabrera en éste 2010? Se trabó. El pitcheo enemigo lo ha mantenido bajo control, obligándolo a tambalearse en el filo de los 200 puntos, después de haber registrado un alentador 255 como novato, que hizo pensar en un porcentaje ligeramente superior este año, y una aproximación a los 50 robos, si conseguía estar las suficientes veces sobre las bases.
Mientras los Padres crecían como aspirantes a los Play Offs, sosteniéndose en la cima del Oeste del viejo circuito, destrozando vaticinios, Everth se quedaba corto limitado a sólo 8 robos en 53 juegos, disparando 34 imparables con 46 ponches y 15 carreras anotadas. Defensivamente anda bien cometiendo 6 errores en 191 lances, pero un equipo en la pelea, difícilmente admite un paracorto de 197 puntos.
Ya veremos como reacciona en las oportunidades que reciba sometiendo a prueba su carácter. Voluntad le sobra, pero ofensivamenteme se ha arrugado y seguramente, la presión lo aprieta.