Deportes

Necesaria renovación


La derrota pinolera ante Panamá, el domingo, por marcador aplastante, ha provocado múltiples comentarios de la comunidad beisbolera latina. Ésta es una nota que escribió el cubano Renier González y que envió a Carlos Reyes, periodista y Comisionado de Béisbol.

Por Renier González Pérez
La renovación en el béisbol como en los demás deportes es necesaria, pero siempre que se realice de forma planificada y sin desechar lo positivo que queda del pasado.
Mucho leí sobre la selección nicaragüense de béisbol que participó en los Juegos Centroamericanos y la falta de relevo que se nota en sus filas.
No creo que el cambio deba producirse de forma brusca y traumática, sería un error, lo que sí debe realizarse con planificación, sin prejuicios y llamando a los elementos más en forma.
Por ejemplo, en el equipo que fue a Panamá ¿por qué no se abrió espacio entre los jugadores de cuadro a Lenín Aragón (8 jonrones en el Pomares), Carlos Paz (21 juegos consecutivos bateando de hit), Edgard Montiel o Winston Dávila?
Todavía hay más contando los jardines de los que se borró por completo a Eduardo Romero y los hermanos Garay. ¿Por qué no se le da un chance titular a Jilton Calderón que tanto batea cada año o al muy joven y bateador de fuerza Jonathan Loáisiga?
Los costeños Ronald Garth y Eldo Thomas, este lanzador zurdo, quedaron en el olvido y Junior Téllez y Mark Joseph llegaron sólo a figurar y eso que el manager es Davis Hodgson, otro representante de la talentosa Costa Atlántica.
Hodgson, a quien no conozco personalmente, se dice que es una persona seria muy conocedora del béisbol, pero no es ganador, le falta la suerte de los campeones y los equipos nacionales que dirige no logran buenas ubicaciones.
La idea de los “Pomares” es muy buena y con el tiempo dará excelentes resultados, pero hay que cambiar la mentalidad hacia la Selección Nacional, saber que en el béisbol la edad no es lo fundamental, sino el momento en que se encuentra cada jugador, y muchos otros detalles que lleva un juego de pelota.
Prometo regresar sobre el tema, analizar los lanzadores y tratar de aportar mis opiniones, a la distancia, del béisbol de los nicaragüenses, que como los cubanos lo entendemos como una religión y cada derrota buscamos vengarla como cuestión de honor.