Deportes

¡Atropellados!


Martín Ruiz

El descontrol del diestro Gonzalo López y un pobre bullpen pinolero, le permitieron a Panamá atropellarnos por nocáut 12x2, para quitarnos la medalla de oro del béisbol de los Juegos Centroamericanos, que concluyen esta noche.
Gonzalo estaba anunciado desde hace dos semanas como el abridor para este partido crucial y no se esperaba que desluciera. El diestro tenía potencia en sus envíos, pero varios lanzamientos escaparon al control del receptor Adolfo Matamoros, y desafortunadamente fueron con gente a bordo.
Panamá anotó par de carreras en el segundo inning por wild pitch en los spikes de Javier Quiroz y Jaime Jáen, que batearon hit y doble, y no los remolcaron… Otras dos anotaciones llegaron en el tercer episodio, la tercera por wild pitch y otra por fly de sacrificio de Audes de León.
Para ese momento, el zurdo Davis Romero, quien tiró en triple “A” el año pasado y actualmente es agente libre, nos tiraba sin hit ni carrera, retirando a nueve en fila, con seis ponches, que nos puso al borde de la desesperación.
El cuarto inning fue terrible. Naufragó el bullpen y los canaleros, que fueron muy oportunos con su ofensiva, esparciendo 13 hits, ligaron siete indiscutibles para anotar 5 carreras y encaminarse al nocáut.
Wilder Rayo, Berman Espinoza y Esteban Pérez tiraron en ese fatídico episodio.
Hubo voluntad de los atacantes pinoleros para presionar y anotaron sus carreras en el quinto inning, aprovechando un error, hit de Matamoros y un boleto a Renato Morales, para que Mario Holmann con sencillo al central produjera las carreras. Cinco hits bateó Nicaragua en el partido.
Pero en el quinto, los panameños descifraron al Esteban Pérez y aprovechando dos errores, marcaron las tres carreras que aseguraron el nocáut, ganándonos por segunda vez el oro centroamericano. La anterior fue en 1997 en San Pedro Sula.
“No se puede obviar que los tres pasboles fueron la brecha que se abrió, y hay que darle mérrito al equipo contrario. Tuvieron una ofensiva que no se pudo contener”, le dijo el manager de la Selección Davis Hodgson al colega Moisés Ávalos.
Hodgson reconoció el trabajo del lanzador contrario, “Supo manejar su zona. Aquí no hay excusa para nada, nos ganaron y nos ganaron, tenemos que aceptar esa realidad. Ahora debemos venir a buscar la medalla de plata contra Costa Rica. El equipo está golpeado, los peloteros tienen vergüenza, pero esto no debe trasncender para ese partido”.
Es la primera vez en la historia que Panamá nos gana por nocáut. Desafortunadamente sucedió a la hora de decidir la medalla de oro. Veremos qué pasa hoy.