Deportes

Padilla bajo sospecha


Desde San Francisco

El golpe sufrido por Aaron Rowand, ha reactivado la polémica sobre los peligrosos pitcheos de Vicente Padilla. La emisora oficial que transmite todos los partidos de los Gigantes de San Francisco en inglés, KNBR 680, dedicó un programa completo al incidente en el cual Vicente Padilla golpeó y provocó tres fracturas en diferentes áreas del cachete izquierdo, al jardinero de 33 años, Aaron Rowand.
El moderador del programa, de nombre Michael Irving, dijo que él no cree que Padilla golpeó intencionalmente a Rowen, pero dada la reputación del nica, que arrastra desde sus días con los Filis y Texas, todo pitcheo que haga y se desvíe hacia un bateador, es puesto en tela de duda.
También se conversó con el escritor de MLB.com Jesse Sánchez, el cual fue presentado como un amigo de Vicente, que ha pasado mucho tiempo entrevistándolo, y hasta se le menciona como posible coautor de un libro sobre el big leaguer nicaragüense. Según Sánchez, al ser consultado sobre el difícil momento, Padilla dijo que el recibir un pelotazo no es nada en comparación ha lo que ha vivido en su natal Nicaragua, donde ha sido testigo de personas que reciben un balazo en la cabeza. Es decir que Padilla pone la situación en otra perspectiva.
Por otro lado también fue consultado Mike Krukow, ex-pitcher de grandes ligas y comentarista de TV con los Gigantes. Krukow fue agresivo en su manifestación, diciendo que Padilla no le ha caído bien, porque da la impresión de ser un patán; aunque coincidió con Irving, al decir que cree que Padilla no tiró a la cabeza de Rowand con intención, pero sí admitio que el historial de Padilla como un “cazador de cabezas”, especialmente en sus días con Texas hacen dudar cada vez que el nica lanza pegado buscando como apartar al bateador del plato y finalmente le pega. Es por ese antecedente que siempre existe la sospecha de la intencionalidad.
Segun Krukow, que como ex-pelotero conoce muy bien a la gente de los Dodgers y San Francisco, ambos equipos estaban enojados porque Rowand salió lesionado. Este es el primer incidente fuerte por el que atraviesa Padilla desde que llegó a los Dodgers en agosto del 2009 para proporcionar una gran utilidad.
Rowand intentó quitarse de encima el lanzamiento que viajaba a 87 millas según el radar, pero le resultó imposible y terminó con sus rodillas en tierra, lo que provocó la molestia de los periodistas de San Francisco, y seguramente, preocupación entre los Dodgers.
Ojalá que éste incidente no pase a más y Padilla regrese a la tranquilidad mostrada en el cierre del 2009.