Deportes

Viejo enigma


Edgard Tijerino

Cada lanzamiento es un misterio, pero no todo pitcher es un enigma. Sin embargo, más allá del paso de los años, Vicente Padilla lo sigue siendo. Con su consistente cierre en un complicado 2009, durante el cual salió bruscamente de los Rangers, Padilla nos dio la impresión de haber alcanzado la estabilidad deseada. No ha sido así en el despegue de éste 2010, cuando todavía no completa cinco entradas en sus dos primeros intentos, pierde un juego, es rescatado en el otro, y trata de mantener oculto un 11.42 en efectividad.

¿Qué podemos esperar de él en duelo programado para las 8 y 10 de la noche en Los Angeles, frente a los líderes del Oeste, Gigantes de San Francisco? No hay forma de atreverse a una consideración, sólo podemos cruzar los dedos y confiar en que no sea golpeado por un batazo tan destructivo como el disparado por Gaby Sánchez en el Estadio de los Marlins.
Dodgers y Gigantes han cultivado una rivalidad como la de Aquiles y Héctor, desde los tiempos del Ebbets Field y el Polo Grounds en Nueva York, cuyo punto de ebullición, fue alcanzado en 1954 cuando Bobby Thomson jonroneó contra Ralph Branca, sacando a los Dodgers de la Serie Mundial. Esa espina ha permanecido profundamente clavada, provocando un dolor aún taladrante.
El rival de Vicente será el derecho de 32 años, Todd Wellemeyer, tirador inadvertido desde su debut con los Cachorros en el 2003, hasta el momento actual (0-1 y 5.68) después de haber sido vencido por los Bravos 7 por 2 el diez de abril, con un registro global de 29-30 y 4.75, trabajando también para Marlins, Reales y Cardenales. Su timbre de orgullo, 13-9 y 3.71 con San Luis en el 2008.
El venezolano Pablo Sandoval, bateador de 25 jonrones y 90 remolques en el 2009, encabeza la artillería de un equipo que parece contar con suficiente pitcheo abridor, para mantener a Dodgers y Rockies durmiendo con un ojo abierto y los spikes puestos. Bengie Molina, Aaron Rowand, Edgar Rentería y Aubrey Huff, serán las amenazas más visibles que enfrentará Padilla esta noche, buscando su primer triunfo del 2010 y el 99 de su carrera.
CABRERA EMPUJA.- Los Padres volvieron a perder, ahora por 6-2 frente a los Bravos víctimas del pitcheo de Tim Hudson, pero Everth Cabrera tuvo tiempo para conectar un hit impulsador de Matt Stairs, fallando otras tres veces, incluyendo su ponche del noveno inning intentando acertarle a los pitcheos de Billy Wagner. Cabrera subió de .229 a .231 con su séptima impulsada y 12 ponches.
Para cerrar, los Filis cayeron 7-5 ante los Nacionales pese al quinto jonrón de Chase Utley y un gran pitcheo abridor de J. A. Happ. Jonrón de Ryan Zimmerman contra Danny Báez fue decisivo; los Medias Rojas, que sentaron a David Ortiz, fueron blanqueados 6-0 por los Gemelos que utilizaron a Francisco Liriano; los Astros de Houston salieron del hoyo derrotando 5 por 1 a los Cardenales, en tanto los Mets con Mike Pelfrey liquidaron 5-0 a Colorado, y los Yanquis, apoyándose en dos jonrones de Robinson Cano y uno de Derek Jeter, doblegaron a los Angelinos.

dplay@ibw.com.ni