Deportes

¡Halladay pistola en mano!


Edgard Tijerino

La forma en que está pitcheando Roy Halladay en este arranque de temporada lo hace lucir imbateable e implacable, como si estuviera proyectándose lo más pronto posible en busca de conquistar el Cy Young en la Liga Nacional, consciente de lo exigente que es esa tarea. Pistola en mano, disparándole a toda silueta que aparece amenazante en el cajón de bateo, Halladay lleva ya dos triunfos con 0.56 en carreras limpias. Lanzando para estos Filis impresionantes, capaces de derribar a batazos una montaña, uno se pregunta: ¿Cómo vencerlo?
Ayer, Halladay caminó toda la ruta por 50ª ocasión en su carrera, saltando encima de Roy Oswalt y derrotando a los Astros de Houston por 2-1, realizando una faena de 8 ponches, cediendo 7 imparables. La única anotación que le fabricaron fue sucia, pero no lo afectó para la confección de su victoria 150. Con un total de 137 triunfos desde el 2001, Halladay está equilibrado con C. C. Sabathia y Roy Oswalt.
Mientras el fiero pistolero soplaba el cañón de su pistola, el nicaragüense Everth Cabrera fallaba 5 veces como lead-off de los Padres frente al pitcheo mortificante del lanza-llamas dominicano Ubaldo Jiménez y un grupo de cuatro relevistas que garantizaron la victoria de los Rockies 4 por 2. Jiménez, con 2-0 y 1.50 en carreras limpias, ponchó a siete en seis innings. Una de las dos anotaciones fue sucia.
La pérdida de voltaje de Cabrera, ponchado tres veces, lo obligó a retroceder a .240 puntos. Ahora tiene 9 ponches y no recibe base, batallando por quedarse como primer bate de estos Padres inadvertidos y sin pretensiones.
¿Quién iba a sospechar que Liván Hernández superaría claramente al zurdo Johan Santana? Eso ocurrió en la victoria de los Nacionales de Washington 5 por 2 sobre los Mets. Liván trabajó acertadamente dibujando siete ceros, en tanto Santana fue herido con cinco carreras en cinco episodios, sufriendo su primer revés por un triunfo, y viendo deteriorarse a 4.91 su efectividad.
Ojo con Charlie Haeger, el pitcher derecho de los Dodgers que consiguió el puesto de quinto abridor después de cuatro intentos desde 2006, por ser alguien en las Mayores. Haeger ponchó a 12 marlins, pero aunque sólo permitió 3 hits en seis episodios, otorgó 4 bases y cometió 3 wild pitch, facilitando 4 carreras, 3 limpias, durante el juego que finalmente perdieron los Dodgers 6-5, víctimas de un trancazo de Jorge Cantu. El perdedor fue Jeff Weaver, tan oportuno el sábado como reemplazo de Padilla.
Para cerrar, los Medias Rojas con furioso bateo de Dustin Pedroia y Adrián Beltré, impulsadores de 7 carreras, vencieron 8-6 a Kansas, proporcionándole a Clay Buchholz su primer triunfo; los Yanquis se impusieron 7-3 a Tampa, pese a tres ponches de Mark Teixeira, con pitcheo de A. J. Burnett (1-0 y 3.75), y el agregado de dos dobles de Alex Rodríguez; y los Rancheros de Texas aprovecharon un buen dominio de Scott Feldman (1-0 y 2.57), para doblegar 9 por 2 a los Marineros de Seattle, apoyándose en un jonrón de Michael Young.