Deportes

Aaron Boone al micrófono


Por Spencer Fordin / MLB.com

Aaron Boone, parte de tres generaciones de jugadores convocados al Juego de Estrellas, anunció que se retirará. Boone jugó con los Astros por última vez en una distinguida carrera que fue resaltada por un famoso jonrón con los Yankees.
El ex infielder tiene planeado comenzar a trabajar como comentarista en ESPN.
"Con un sentimiento de orgullo, tristeza y entusiasmo anuncio mi retiro después de 16 años como pelotero profesional", declaró Boone en un comunicado. "Ha sido un privilegio y honor haber jugado en las Grandes Ligas por 12 años con seis clubes diferentes.
"Aunque es difícil dejar de ser un jugador, estoy emocionado de comenzar mi próxima carrera con mi nuevo equipo en ESPN".
Boone, el hijo del receptor Bob Boone y hermano del intermedista Bret Boone, comenzó su carrera con los Rojos y tuvo varias campañas sólidas en Cincinnati. El menor de los hermanos Boone surgió como el tercera base titular en 1998 y se mantuvo en ese puesto hasta el 2003, cuando fue enviado a los Yankees justo antes de la fecha límite de cambios sin pasar por waivers.
Y aunque Boone participó en el Juego de Estrellas representando a los Rojos en esa temporada, su mayor impacto fue en octubre. El antesalista tuvo una mala racha en la Serie Divisional, pero acabó con las esperanzas de Boston al conectar un vuelacercas en la 11ma entrada para darle la victoria a los Yankees en el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana y llevar a Nueva York a la Serie Mundial ante los Marlins.
Boone, que cumplirá 37 años en marzo, se perdió todo el 2004 luego de sufrir una lesión en la rodilla izquierda jugando baloncesto. Volvió para jugar dos temporadas con los Indios, después con la Florida, Washington y Houston. La última parada de Boone -- un estadía de 10 juegos con los Astros -- vino cinco meses después de someterse a una operación a corazón abierto.
Boone concluirá su carrera con un promedio de .263, 126 bambinazos y 555 empujadas. El abuelo de Boone, Ray Boone, fue parte del Juego de Estrellas en 1954 y 1956 con los Tigres de Detroit.
"Un gran hombre, con una gran carrera como pelotero, lo que fue opacado, al menos en Houston, por lo que pasó el año pasado con su corazón", expresó el gerente general de los Astros, Ed Wade.