Deportes

Padilla se reporta sin problemas


ARIZONA / ESTADOS UNIDOS
El lanzador nicaragüense de los Dodgers de Los Ángeles Vicente Padilla inició sus entrenamientos sin muestras de haber sufrido un impacto accidental de bala durante su estancia en su país natal.
Padilla recordó que estaba practicando con un arma pequeña el pasado 3 de noviembre cuando se le disparó. La bala penetró por la parte superior del muslo derecho de Padilla, y salió por la parte posterior de la pierna.
Pero la lesión no le afectó en su primer día de entrenamientos y dijo sentirse completamente recuperado de la herida.
“Ahora puedo reírme de lo que pasó, pero cuando sucedió sí me alarmé, pensé que era una lesión seria porque tuve una hemorragia abundante”, dijo el lanzador.
El lanzador comentó que un amigo suyo intentó arreglar el problema, pero el arma se le disparó accidentalmente.
A casi tres meses después de ocurrido el accidente, Padilla conserva el buen humor en torno al accidente. No dio detalles específicos sobre la pistola y sólo indicó --con una sonrisa amplia-- que "esa es mi historia y me voy a mantener en ella".
"Cuando ocurrió, pensé que iba a ser algo grave porque estaba sangrando mucho, pero cuando fui al hospital, el médico me dijo que no era de gravedad", agregó Padilla.
El lanzador, que firmó un convenio de agente libre a finales de la temporada pasada, acordó un contrato por una temporada con los Dodgers en enero.
Al haber tres opciones seguras en la rotación, los Dodgers le ofrecieron un convenio por un año, que le pagará un poco más de cinco millones de dólares.
El nica estuvo entrenando fuerte en Nicaragua con la firme convicción de llegar con una buena condición física que le permita tomar la forma optima lo más pronto posible para arrancar la temporada de Grandes Ligas con mejores perspectivas a superar sus números. Padilla cerró el 2009 con 12-6 en balance pero tuvo un cierre jamás visto en toda su carrera, cargando literalmente con los Dodgers en los últimos días de la temporada regular y buena parte de los playoffs hasta que los eliminaron.