Deportes

Chance se aproxima


Martín Ruiz

El reciente abandono del mexicano Humberto Soto al cetro mundial de las 130 libras del CMB, para dar el salto a las 135, le abre las puertas a René “El Chirizo” González, para que en unos cuatro meses dispute el título mundial de esa división.
Ese es el cálculo que hace el promotor Marcelo Sánchez, quien ayer, tras anunciar la velada de este 27 de febrero, en la que “Chirizo” se enfrentará al mexicano Jorge Samunio, considera que hay grandes posibilidades de que la ansiada pelea por el cetro llegue pronto.
Dado que no hay campeón en esa división, los dirigentes del Consejo Mundial de Boxeo están programando un combate de revancha entre el ruso-alemán Vitali Tajbert (19-1) con el mexicano Humberto Mauro Gutiérrez (26-2), quinto del ranking. Tajbert venció por decisión al mexicano en noviembre pasado.
El ganador de este combate se enfrentaría con “El Chirizo”, quien es el número uno del ranking, en un período de unos 90 días, aunque por las negociaciones podría ser que en el mes de junio o julio podría darse ese combate.
Marcelo anunció que desde el 9 de febrero caducó el contrato que tenían con el promotor Don King, y ahora trabajarán con Ricardo Maldonado. El fin de la relación con King es el de siempre con los nicas, no les programa las peleas que están establecidas en los contratos.
“El Chino” Gutiérrez continúa al frente del equipo de entrenadores de González, quien tendrá su campamento en México, donde ha logrado notables avances.
Y eso es lo que promete “El Chirizo” para su combate del próximo 27, un combate que le servirá de preparación para el momento tan esperado.
En su última aparición, “El Chirizo” venció por decisión al mexicano Noé “Platanito” Bolaños en Potosí, para conquistar el llamado cetro internacional de peso Ligero del CMB.