Deportes

Destronan a John Terry


LONDRES / AFP
La Federación Inglesa de Fútbol (FA) anunció este viernes la retirada del brazalete de capitán de su selección a John Terry, salpicado en los últimos días por un escándalo personal, tras conocerse que mantuvo una relación extraconyugal con la novia de un ex compañero del Chelsea.
La decisión se comunicó después de la reunión que mantuvo el viernes por la tarde el seleccionador Fabio Capello con el propio Terry, en las oficinas que la FA tiene en el estadio de Wembley.
En un comunicado, el técnico italiano explicó los motivos que le han empujado a tomar esta decisión. “Después de pensarlo mucho, tomé la decisión de que será mejor retirar la capitanía a John Terry”, comentó.
“Como capitán del equipo, John Terry ha tenido un comportamiento muy positivo. Sin embargo, tengo que tener en cuenta otras consideraciones y qué es mejor para la selección inglesa”, apuntó.
Capello había decidido comunicar la retirada en persona al jugador, por lo que la FA esperó hasta su encuentro para confirmar la noticia, avanzada minutos después de la reunión por la cadena de televisión Sky.
Terry, que había preferido mantenerse en silencio, emitió un comunicado para aceptar la decisión. “Respeto por completo la decisión de Fabio Capello. Continuaré dándolo todo por Inglaterra”, aseveró.
Rio Ferdinand y Steven Gerrard se perfilan como favoritos para ser el nuevo capitán, de cara al próximo partido del equipo, un amistoso de preparación para el Mundial de Sudáfrica-2010 ante el campeón africano, Egipto, el 3 de marzo.
Terry, de 29 años, fue acusado el pasado fin de semana por la prensa de su país de haber mantenido una relación con la modelo francesa Vanessa Perroncel, entonces pareja de un compañero de equipo, Wayne Bridge.
Perroncel, a quien los tabloides han ofrecido grandes cantidades de dinero por nuevos detalles de la historia, emitió un comunicado, leído por su representante, el publicista Max Clifford.
“Gran parte de lo publicado en la prensa es falso”, comentó. La modelo francesa insistió en las falsedades publicadas sobre su “amistad” con Terry y su familia, y dijo no querer hablar mucho sobre el tema para no “echar gasolina al fuego”.
Las peticiones sobre la retirada del brazalete al defensa del Chelsea se habían sucedido en los últimos días, incluyendo al ministro de Deportes, Gerry Stucliffe, que aludió a esta posibilidad en caso de confirmarse la veracidad de la historia.
Los británicos están divididos sobre esta cuestión, si se tiene en cuenta una encuesta difundida por la prensa este viernes: para el 46%, Terry tiene que dejar de ser capitán, mientras que un 39% considera que no hay motivo para abandonar ese honor, que en Inglaterra acarrea además ventajas de patrocinio.

Además de la polémica de la capitanía, Terry sigue en el punto de mira de la prensa. El Daily Mail reveló el viernes que el defensa, que cobra 170.000 libras semanales en el Chelsea, alquilaba por 4.000 libras el palco que le corresponde en Wembley como capitán.