Deportes

Peligra ser decapitado


EL PAIS, España
El seleccionador de Inglaterra, Fabio Capello, viajará de urgencia a Londres esta semana para decidir el futuro de John Terry como capitán del equipo nacional. El técnico italiano se reunirá con el futbolista para conocer de primera mano la versión del futbolista sobre la relación sentimental que la prensa británica reveló con la mujer de su compañero y amigo Wayne Brigde, lateral del Manchester City, e internacional inglés. El periódico The Telegraph ha publicado que Capello pretende reunirse con ambos jugadores antes de tomar una decisión. Según fuentes de la federación inglesa, el escándalo podría suponer la exclusión de Terry del combinado nacional, o la pérdida de la capitanía a cuatro meses del Mundial de Suráfrica.
Terry ha dejado claro en un comunicado que no tiene intención de abandonar la capitanía de Inglaterra. Pero la masa social no es la única que cuestiona la inclusión de Terry en el equipo. The Guardian va más allá y apunta a que los patrocinadores de la federación inglesa presionan a Capello para que finalmente no convoque a un jugador cuya imagen ha sufrido un grave deterioro. Casado y con dos hijos, Terry encarnaba al hombre de familia ideal hasta que su relación extramarital saltó a la luz pública. La prensa amarilla reveló que su amante, la modelo francesa Vanessa Perronce, debió abortar el año pasado tras quedarse embarazada del jugador. Umbro, marca que viste al combinado inglés, ha rechazado hacer comentarios, mientras que otras compañías, como Nationwide y Samsung, han decidido retirar poco a poco la imagen del defensa de sus campañas publicitarias.
Mientras unos intentan apagar el incendio, otros echan leña al fuego. ¿Dónde está tu mujer?”. Le gritaban los aficionados del Hull durante el juego con el Chelsea el pasado fin de semana, en un debate abierto en torno a la vida personal de un hombre que es toda una institución en Inglaterra.