Deportes

Gran reto para Cuba


Desde 1969, cuando “El Curro” Pérez lanzando y bateando, superó a Larry Osborne en Santo Domingo, República Dominicana, los duelos Cuba-Estados Unidos se convirtieron en gran atracción de los Mundiales. Claro, fue influyente la victoria de los norteamericanos con John Curtis en Winnipeg 1967, arrebatando el oro en el beis panamericano a los cubanos, provocando un gran impacto.
Hoy, en medio de una extraña reglamentación que obliga a “cargar” con los resultados entre los clasificados de cada grupo en la segunda etapa, los dos líderes, Cuba (5-1) y Estados Unidos (5-0), se verán las caras, y pase lo que pase, podrían ser los finalistas el domingo, batallando por el banderín.
¿Se producirá un juego de ribetes tan espectaculares como el visto aquí en 1972, decidido por el jonrón de Marquetti, o como el protagonizado en Italia 1988, con Cuba quebrando en el último grito del drama, el dominio de Jim Abott?
Vencedor de Australia 2-1, Cuba derrotó 8-0 a China Taipei con pitcheo de Miguel González (3-0), el mismo que ponchó a 10 consecutivos en la segunda fase, quedando a un abanicado de la marca de 11 en poder de Burt Hooton, en tanto Estados Unidos, que se impuso a Venezuela 3-0, mantuvo su invicto al doblegar también 3-0 a Puerto Rico.
En la jornada, Australia se atravesó en el camino de Holanda, confeccionando una victoria por 5-2 con pitcheo de cinco brazos, mientras Canadá (3-2) asestaba otra derrota a Venezuela (0-5) por 9-2, explotando rápidamente al abridor Orlando Perdomo.
En el cartel de hoy, el penúltimo de la tercera fase, además del súper-duelo Cuba-Estados Unidos, se enfrentará Canadá-Holanda, Venezuela-Australia y Taipei-Puerto Rico.