Deportes

¿Qué dice Davis?


Francisco Jarquín Soto

El timonel de la Selección Nacional, Davis Hodgson, no es de los que le guste acomodar las cosas para hacerlas “diferentes” o andar con paños tibios. Su estilo es hablar directo, sin tapujos y aunque estaba en la situación más incómoda anoche a su arribo al país, en el ojo de la crítica por cómo eliminaron al equipo del Mundial de Béisbol, no escondió las que considera las razones del mal resultado.
“Sí creo que pudimos hacer un mejor trabajo, pero con otra preparación, pero mira había equipos que nunca le ganábamos. Al que pusiéramos contra Holanda nos iban a dar, ese equipo está fuera del alcance de Nicaragua en este momento. Los negrones ésos no perdonan, le dan a la pelota como se dice en el argot beisbolero en la mera maceta y contra eso no se puede”, comentó Hodgson.
“Elvin Orozco no pudo lanzar por segunda vez porque sufrió un desgarre. Él hizo un gran trabajo ante Cuba, pero subió un poco la bola y se la devolvieron, Julio Raudez hizo lo mismo y Despaigne también lo hizo, pero no son cualquier bateador, son de los mejores peloteros de Cuba”.

¿Qué harías diferente si tuvieras el chance de retroceder las cosas?
Tendríamos que comenzar desde la misma preparación del club. Buscaría forzosamente un tipo de entrenamiento contra equipos más fuertes, contra lanzadores de más potencia, porque eso es lo que prácticamente quedó evidenciado que cuando nos enfrentamos contra selecciones como Corea, Holanda, Cuba y su pitcheo fuerte, no se bateó. Pero para mí el factor principal que más incidió en las derrotas y el bajón del ánimo fue la defensiva, algo que ninguno lo contempló.

¿Qué explicación le dan a tantos errores en un equipo en el que se supone están los mejores jugadores del país?
Fueron 24 errores los que se anotaron en las estadísticas, pero también hubo errores técnicos que nos sacaron de juego, que nos hizo lucir muy mal. Por ejemplo, el juego contra Corea, después del hit con tres a bordo, la pelota rodó y rodó por todo el terreno y no sabíamos dónde ubicarnos. Son situaciones que hay que trabajar, corregir, pero lo fundamental fue la falta de fogueo contra equipos competitivos que te pueden exigir y podás medirte o que te preparen para un pitcheo fuerte como el que vimos allá.

¿Qué sabor te deja el Mundial?
Soy realista, aunque digan le dimos la batalla a Corea, Holanda, Cuba, Venezuela, pero la realidad es que los corredores estaban ahí para irnos adelante en el marcador y nunca pudimos voltear contra ese pitcheo y tuvimos que conformarnos con la derrota.

¿El cuerpo técnico en qué falló?
“Fallamos todos porque no ganamos. Aquí no es cuestión de que falló el primera base, el pítcher, como equipo no ofrecimos resultados. No es cuestión de dirección, es una situación de nuestro béisbol que tenemos que trabajar para mejorar en la preparación en el futuro del deporte. Creo que la persona que está más convencida de lo que se tiene que trabajar en el béisbol es el presidente de la Feniba, Adolfo Marenco.