Deportes

Everth, 90 hits


Francisco Jarquín Soto

Cuando todo parecía perdido después de irse de 5-0 y el partido casi definido, los Piratas empataron en el último instante a los Padres 6-6 y de ahí se abrió un chance para que Everth Cabrera tuviera al menos un turno más que le sirviera para evitar que le frenaran la racha de cinco juegos bateando de hit y para aportar algo al equipo, ¿y saben qué?, a pura velocidad, como siempre, consiguió ambas cosas, además de su imparable noventa de la campaña.
Al final, San Diego ganó 11x6 por un rally de cinco en el episodio once, precisamente en el que el veloz campocorto se embasó por un toque al relevista Jeff Karstens. Fue su imparable noventa de la campaña, alargó a seis su racha de partidos con hit y lo que es mejor, inició la rebelión de los Padres.
Luego del infielhit de Cabrera, Eckstein se sacrificó y un doble de Chase Headley, su quinto imparable del juego, lo trajo al plato. Los Padres hicieron cuatro carreras más, mientras el nica salvaba una mala noche en la que había fallado en elevado al izquierdo, dos rolas al cuadro, un ponche y otro elevado al jardín central.
El nandaimeño dejó su promedio en 267 puntos, por 90 intrapables en 337 veces al bate, anotó por vez número 55 pero también sufrió su ponche 75.
Sevilla mejora
Por segundo día consecutivo, Aristides Sevilla trabajó con los Astros pero a diferencia del domingo (dos carreras en dos tercios de innings vs. a Milwaukee), esta vez redujo a un imparable en una entrada a los Cardenales. Retiró en rola a Mark DeRosa, que llevaba de 3-3, hizo lo mismo ante Jason LaRue y aunque admitió hit de Skip Schumaker, anuló a Khalil Greene. A excepción de Schumaker nadie le sacó la pelota del cuadro en el octavo episodio pero Houston ya perdía 7x3.
Sevilla mejoró su efectividad a 10.38 ahora con 10 limpias en 8.2 entradas.