Deportes

Verdugo de Holanda


Diario Granma

Según Yulieski González, el zurdo cubano que derrotó a Holanda 5-3 quitándole el invicto: “Mi mejor arma fue el control. Pude colocar la curva donde quería y combinarla con la recta. El jonrón del noveno bate (el torpedero Statia) fue sobre una curva pegada, y la conectó bien. No me sentía cansado, estaba en mi mejor forma, pero el béisbol es así”.
Soy de la opinión de que tras siete entradas, con aproximadamente 80 lanzamientos y una ventaja de cuatro carreras, se debió abrir el octavo con Pedro Luis Lazo fresco, además de que significaba cambiarles el pitcheo a los holandeses. Lombillo opinó que “Yulieski estaba bien, sin exceso de pelotas tiradas hacia el plato y pensé que podía caminar una entrada más”.
El mejor homenaje a su trabajo vino de parte de un rival, De Jong, quien expresó en la conferencia de prensa que “el zurdo se presentó difícil, con mucho control y efectividad. He jugado múltiples partidos frente a los cubanos y siempre salen con el mismo espíritu, a ganar ofreciendo un buen espectáculo, bien jugado por los dos bandos”.
Las palmas para el jardinero Alfredo Despaigne, quien volvió a despachar una pelota más allá de los límites del jardín izquierdo, su sexto bambinazo del certamen, una conexión que, a la postre, resultó la decisiva. Y ni hablar del relevo de Lazo: cinco hombres retirados en orden, dos de ellos por la vía de los strikes, con nada más que 19 lanzamientos.
Puerto Rico puso fuera de combate a Nicaragua en siete capítulos, con marcador de 16 carreras por 0, para finalizar en el primer lugar del grupo F, seguido por Holanda y Cuba —en ese orden—, todos igualados con 6 victorias y un revés, pero con mejor por ciento de carreras permitidas de los boricuas. Venezuela fue el cuarto clasificado (3-4).
La selección cubana debutará en la última ronda del evento, en Grosseto, frente a un rival aún por determinar, pues Australia y Estados Unidos jugarán un choque suspendido por lluvia. De ganar los australianos empatarían con Estados Unidos, ambos con 5-1, y serían ellos los líderes de la zona G, mientras los norteamericanos serían segundos, con Canadá de tercero y Taipei de China cuarto.
Pero si son los estadounidenses los vencedores, se produciría un triple empate entre australianos, canadienses y taipeianos, a determinar por las carreras permitidas entre los tres.