Deportes

Everth agitándose en cierre


Edgard Tijerino

En sus últimos 18 turnos oficiales, incluyendo los cuatro de ayer tarde contra los Piratas, agregando su hit 88 en 90 juegos, Everth Cabrera ha sacado sólo tres pelotas del cuadro, pero cuando se tiene esa rapidez de piernas y esa proyección de sprinter, el bateo corto produce hits con frecuencia, y además permite mostrar una impresionante capacidad de cobertura como short stop.
El poder de Cabrera está concentrado en su brazo, mortífero aún desde distancias y posiciones prohibidas para otros, aunque sus dos jonrones, uno de ellos desarmando al temido rematador Francisco Rodríguez, advirtieron que no se le puede subestimar por completo.
Tomemos estos recientes cuatro juegos de Everth, durante los cuales, bateando de 18-8, avanzando de 258 a 268 puntos, cifra muy estimable para un parador corto debutante de 22 años, que saltó bruscamente desde Clase A, para apoderarse de la titularidad en las mayores.
¿Sabés cuál fue el primer promedio de Omar Vizquel?, me dice ese amplio conocedor que es el Dr. Julio Aguilar Bustamante, con quien he cultivado una amistad desde los años 60. “Vizquel debutó con Seattle a los 22 años registrando 220 puntos en 143 juegos, con un jonrón”, me informa.
¿Recuerdan a Dagoberto Campaneris, el short cubano que destacó aquí en aquella Profesional? Se convirtió en estrella de las Grandes Ligas con los Atléticos, y también a los 22 años debutó con 257 puntos en apenas 67 juegos, en tanto otro cubano, Zoilo Versalles, el primer latino en obtener un título de Pelotero Más Valioso en 1965, batalló dos años antes de poder tomar la titularidad de Gemelos, al desaparecer los Senadores en 1961, consiguiendo elevarse hasta 280 puntos en 129 juegos, antes de retroceder a 241 y 261 en sus siguientes campañas.
El 15 de septiembre, Everth salió de un largo bajón de voltaje en su agresividad ofensiva, con un infield hit contra los Cascabeles. Sus otros tres batazos esa noche fueron dentro del cuadro; el día 16, en la misma serie, disparó tres hits en seis turnos, y su único batazo fuera del cuadro fue el cohete decide-juego hacia el right fielder en el décimo; el 18, después de un día sin jugar, ahora contra los Piratas, funcionó de 4-3, con un batazo fuera del cuadro, su doble abridor de juego frente a Charlie Morton, agregando dos hits con machucones al pitcher y hacia la tercera base; finalmente ayer, su hit fue un doblete al left fielder impulsando a Tony Gwynn, con otros tres batazos en el infield.
Intentando robar la tercera base, Everth fue atrapado por sexta vez, pero entre sus 24 robos, hay robos de segunda y tercera en el mismo juego, tres veces. El pinolero empuja 29 carreras y anota 53 veces.
Lamentablemente, la pérdida de dos meses de actividad, le impidió un mayor crecimiento en cifras, sobre todo en robos. Pero, vean lo que hace la rapidez de piernas muy bien manejada a través de una agresividad permanente: producir electricidad y brillo.

dplay@ibw.com.ni