Deportes

Un raro mundial


El Nuevo Herald

La pregunta viene al caso. ¿Qué calidad puede tener un torneo de béisbol donde juegan Suecia, República Checa, Alemania, Gran Bretaña, España, Croacia, Sudáfrica y China? Éste es un Mundial extraño con países que no juegan el deporte. Un torneo carente de la calidad necesaria.
Por otra parte, los países donde se practica buen béisbol, como Estados Unidos, Japón, Puerto Rico, ni por asomo llevan a sus mejores figuras a este campeonato. La excusa de que ahora los equipos son profesionales es cierta, pero ¿qué nivel profesional tienen esos peloteros?
En este momento los jugadores de calidad en el mundo están en sus respectivas ligas. En el mejor de los casos los jugadores que participan en el Mundial tienen nivel de liga menor o son veteranos.
En lo que respecta a los peloteros cubanos, es una realidad que no tienen otra opción, si se mantienen jugando en Cuba, éste es el torneo al que tienen que asistir. Estos jugadores, que son profesionales y algunos tienen nivel para jugar en Grandes Ligas, se enfrentan a equipos que realmente dan pena en materia de calidad.
¿Qué gana en aprendizaje un jugador cubano en este campeonato? Ganen o pierden, individualmente los jugadores se atrasan.
Los peloteros cubanos por historia deben medirse contra peloteros maduros y en torneos donde todos se encuentren en buena forma para jugarlo, no contra figuras que “serán” estrellas en un futuro o ya son veteranos. Ya sabemos que mientras el gobierno de la isla sea el actual esto no va a pasar, pues no pueden jugar libremente donde gusten y sus habilidades se lo permitan.
Ésta es una de las razones que ha atrasado el béisbol en la isla y ha opacado el avance de este deporte en Cuba. Enfrentarse a jugadores inferiores atrasa la calidad por sí solo y esa ha sido la realidad por muchos años para aquellos peloteros.