Deportes

En la olla de presión

* Contra Inglaterra, Corea y España

Edgard Tijerino

¿Qué tanto puede preocuparnos enfrentar a Inglaterra? En béisbol, deporte seguramente extraño por esos lados, ellos no tienen un Beckham, un Gerrard, un Rooney. Así que se supone, podemos dormir tranquilos en espera de un equipo que ha permitido 41 carreras en cinco juegos, y que si bien es cierto sorprendió limitando al ataque cubano a una producción de seis, fue apaleado 10-0 y 15-5 por Nicaragua y Corea. Su único triunfo fue sobre la inadvertida Croacia 4 por 1.
Diego Sandino, un gallo viejo todavía con navajas bien afiladas, debe apretarles el cuello a estos ingleses, que anotan 16 carreras en 5 juegos y han sido dos veces blanqueados. Con Nicaragua entrando a “la olla de presión” después de perder con Venezuela y Cuba, la necesidad de ganarle consecutivamente a Inglaterra, Corea y España es imperiosa, porque de inmediato cerramos contra Holanda y Puerto Rico, buscando la ansiada cuarta victoria, que facilita la clasificación a la fase final en la que estarán involucrados ocho equipos. Nicaragua no se ha visto empequeñecida en ningún momento, ni siquiera en las derrotas sufridas, en vista que ha mostrado su nivel competitivo en este Mundial.
Hoy frente a Inglaterra, equipo que batea para 200 puntos con par de jonrones, registrando su pitcheo 7.78 en efectividad, y cometiendo 11 errores, no existe el menor temor por un naufragio, pese a lo imprevisible que es el béisbol; en tanto, no se puede subestimar a Corea, el rival de mañana, aunque sus derrotas frente a Canadá, Antillas y Holanda, por 9-1, 9-5 y 4-2, permiten entrar en consideraciones favorables sobre nuestras posibilidades, dado que sus victorias sobre Suecia e Inglaterra 5-1 y 15-5, carecen de significado; pero hay que tener cuidado el viernes con la sorprendente España -fortalecida por varios nacionalizados, entre ellos cubanos como el conocido veterano Remigio Leal-, que nos envía como seria advertencia, la pelea que le ofreció a Cuba cayendo 5-4, y su resonante triunfo por 8-1 sobre Venezuela, sin obviar sus derrotas ante Puerto Rico 5-3 y 12-2.
Perder uno de esos tres juegos, nos dejaría malheridos y desangrándonos, frente a los exigentes duelos con Holanda y Puerto Rico, que obligan a cruzar los dedos de diferentes maneras, y rezar.
El siempre sereno manager, Davis Hodgson, siente que tiene suficiente pitcheo. Hoy va con un brazo que dispone de la suficiente destreza y experiencia para sujetar del cuello a Inglaterra como es el de Diego Sandino, y mañana utilizará al derecho Armando Hernández, el tirador de mayor crecimiento en nuestra pelota en los últimos dos años, para trabajar contra los bateadores coreanos, que han carecido de la astucia y agresividad conocidas para refugiarse en 234 puntos, con dos jonrones y 28 anotadas en cinco juegos.
¡Qué incómodo es y cuánta picazón se siente estando con 0-2 frente a la necesidad de cuatro triunfos, con cinco oportunidades pendientes, dos de ellas “color de hormiga”, Holanda y Puerto Rico!.
La suerte está echada Davis. Hay que atravesar el Rubicón.
dplay@ibw.com.ni