Deportes

Pedro, mortífero


Edgard Tijerino

Parecía el Pedro Martínez de sus mejores momentos. Durante ocho innings, los inutilizados Mets estuvieron mirando con incredulidad al tres veces ganador del Cy Young, reconstruido.
A este Pedro, ellos no lo hubieran soltado, pero ahora lo tenían enfrente, limitándolos a sólo 6 hits sin carrera, ponchándoles a siete, mientras los Filis aprovechaban ese pitcheo de absoluto dominio para imponerse 1-0 la noche del domingo.
Ahora con balance de 5-0 y 2.87 en carreras limpias, Pedro da la impresión de ser un pítcher apto para trabajar con confianza en la postemporada. Ciertamente él se ha excedido con su rendimiento desde la colina de los Filis. Llegó a 219 victorias por 99 reveses con 3,151 ponches, único latino en esa esfera macabra.
“Si soy sano, parezco que puedo hacer algo que alguien hace”, dijo Martínez. Sano y feliz, el dominicano está teniendo diversión sobre sus años de orgullo. Pedro, que ponchó a David Wright con una recta de 92 millas en el octavo, realizó 130 lanzamientos sin mostrar desgaste, como si todas las cirugías a que ha sido sometido, estuvieran garantizando algo más que este presente resplandeciente de cierre de temporada.
No dijo que podía tirar el noveno, el cual fue trabajado con seguridad por Ryan Madson, quien se apuntó su octavo salvado. Pedro, colocado a 26 victorias de Denis Martínez, máximo ganador entre los latinos con 245, necesitaría tirar efectivamente en la campaña del 2010, y hacer “algo más” en la del 2011, para poder superar al nicaragüense, quien desplazó a Juan Marichal, líder de largo tiempo con 243.
Perdiendo por sexta vez en siete juegos, los Mets dejaron las bases llenas contra Pedro en el segundo inning. No volvieron a encontrarse con otra posibilidad parecida.