Deportes

Del Potro fue audaz


Edgard Tijerino

Para apagar la lucidez, estrangular la inspiración y cortar las agallas de Roger Federer se requiere ser tan insistente, audaz y preciso, como aquellos pistoleros que tejieron leyendas en el viejo oeste, y eso fue ayer realizando el juego de su vida, el argentino Juan Martín del Potro -previamente verdugo de Rafael Nadal-, para imponerse 3-6, 7-6, 4-6, 7-6 y 6-2, y ganar el Abierto de Estados Unidos, último torneo Grand Slam del 2009.
El poder del espigado Del Potro para soltar sus latigazos y una condición física excepcional, le permitieron hacer propuestas que durante los cambios de golpes se convirtieron en destructivas, aún para ese gran conocedor de la geometría del tenis como es Federer, que fue finalmente superado pese a que se apoya en una experiencia largamente cultivada y dispone de múltiples recursos.
Después de ver a Federer ganar con cierta comodidad el primer set 6-3, y quebrar el servicio de Del Potro estando atrás 4-3 en el segundo, pensamos estar frente a una de las finales menos intrigantes y emotivas vistas en Nueva York, pero el argentino reaccionó ganando en tie-breaker el segundo set 7-6, y aunque perdió el tercero 6-4 con una doble falta, ya estaba encendido con sus golpes de revés y de derecha, funcionando demoledoramente, logrando desarticular a Federer mientras atravesaba un segundo tie-breaker, empatando el juego 2-2, y luego se volcó espectacularmente, con la confianza de los matadores que clavan las banderillas cortando orejas y rabo, y liquidó la batalla 6-2.
Las 11 dobles faltas de Roger indican que no fue el “reloj suizo” de otras batallas, viendo desvanecerse la posibilidad de ganar su tercer Gran Slam consecutivo, después de dominar a Soderling y Roddick en París y en Londres. Único finalista en los cuatro Slam del año con adversarios diferentes, Federer fue vencido en Australia por el fiero Nadal en enero.
Del Potro es el primer latino que gana el Abierto norteamericano, desde que en 1977, frente a Jimmy Connors, lo hiciera su compatriota, el zurdo Guillermo Vilas.