Deportes

Figueroa salió a flote


Edgard Tijerino

No fue un gran pitcheo el de Juan Figueroa anoche, pero dos tempranos operativos de dos carreras de la ofensiva india, una eficiente defensa simplificadora de complicaciones y el relevo de Gustavo Martínez, le permitieron al derecho dominicano salir a flote y edificar su séptima victoria por dos derrotas.
El Bóer tuvo que esforzarse y sudar para imponerse cuatro por tres, manteniendo su ventaja de cuatro juegos sobre el insistente San Fernando, vencedor del León, empujando al desesperado Chinandega a nueve juegos.
En el inicio del juego, el Bóer estuvo a punto de funcionar contra el pitcheo de Miguel Pérez, como la pandilla de Jesse James asaltando un banco. Triple de Travis Ezi y doble de Jimmy González abrieron el marcador. Golpe a Jorge Luis Avellán y pasaporte a Manuel Mejía llenaron las bases con un out, pero los Indios sólo agregaron otra carrera con largo batazo de Amauri Casañas al right.
¿Quién iba a sospechar que esa ventaja de 2-0 defendida por Juan Figueroa, se desvanecería tan rápidamente como un helado a mediodía en Chinandega? Y eso fue lo que ocurrió.
Dobles consecutivos de Pete Rose y Luke Gorsett en el inicio del segundo, pusieron en movimiento la pizarra por los “Naranjeros”. Stanley Loáisiga disparó hit, colocando hombres en las esquinas, y un batazo para doble play de Ambriorix Concepción facilitó el empate 2-2.
Con Clyde Williams en primera y dos outs, el Bóer recuperó el control del juego en el tercero, desplegando una ofensiva de tres hits consecutivos conectados por Casañas, Palmer y Hollman, tomando ventaja cuatro por dos.
Figueroa volvió a flaquear en el quinto, cuando la velocidad de Wilson Batista con bases llenas impidió un doble play saca-clavos, y la diferencia se estrechó 4-3, manteniendo el futuro del juego en la pista de la inseguridad.
Pete Rose estuvo frente al plato en dos grandes momentos, uno en el quinto con dos a bordo, siendo víctima de un buen fildeo de Casañas entre right-center, y otro en el séptimo con bases llenas, muriendo en un elevado al cuadro.
Contra el relevista Boanerges Espinoza, el Bóer malogró dos buenas posibilidades. En el sexto, estando las bases llenas, fallaron Jimmy y Avellán; en el sexto, Williams fue sorprendido en primera, y el hit de Vincent Palmer no consiguió trascendencia.
El derecho Gustavo Martínez volvió a crecerse entrando al remate como factor de seguridad, y dibujó los dos últimos ceros al Chinandega.