Deportes

Mayweather, un fantasma


Edgard Tijerino

dplay@ibw.com.ni
Ocurre casi siempre que vemos en acción a Floyd Mayweather, un púgil subestimado por su estilo para enfriar la fogosidad del rival, pero terriblemente eficiente produciendo resultados favorables.
La fórmula para vencerlo permanece embotellada en uno de los laboratorios de Harvard, o de Oxford. Es un misterio que escapa a la astucia y sexto sentido de cualquier investigador.
Hay momentos en que el público, asombrado y desorientado, piensa que hay alguien peleando solo. Ese alguien dispara su jab y no va hacia ninguna parte; se carga hacia cualquier lado para descargar ganchos que no encuentran a nadie; se para, sacude su cabeza y busca al supuesto adversario con esa ansiedad que provoca la desesperación, pero no lo encuentra.
¡Diablos!, ¿cómo cazar un fantasma?
Tratar de descifrar al invicto Mayweather ha sido tan complicado como entender a nuestra confusa clase política, sin pies y sin cabeza. Nunca sabemos para dónde van y qué pretenden.
Atravesando por 38 combates con 24 nocauts, Mayweather, por cumplir 31 años en febrero, conquistó el cinturón Súper Pluma del CMB el 3 de octubre de 1998, hace nueve años, derrotando a Genaro Hernández en Las Vegas y recientemente confirmó su brillantez manejando con habilidad de gato lo que quedaba de Oscar De La Hoya en el mes de mayo.
De alguna manera, Mayweather ha convencido, pero los expertos consideran que su verdadera prueba de fuego es Hatton, recordando que en el preciso momento en que Roy Jones parecía invencible, comenzó a derrumbarse viendo cómo su reputación era carcomida.
En 2002, durante sus dos combates contra José Luis Castillo, ganados por decisión, Mayweather enfrentó serias dificultades demostrando que puede manejarse entre exigencias sosteniendo una ventaja.
Peleador especulativo, con piernas rápidas, manos precisas, gran flexibilidad, llamativos recursos defensivos, acostumbrado a ejercer control, dueño de una mandíbula consistente, con destreza en las sogas y suficiente confianza, Mayweather es favorito para neutralizar la agresividad a ratos, sin pausas de Hatton en la pelea de mañana en el MGM de Las Vegas.
Caracterizado como “torturador”, Mayweater, instalado en la cima del boxeo como el mejor libra por libra, acercándose al décimo año de su tránsito por diferentes reinados, pretende ofrecer una actuación deslumbrante contra un rival durísimo.
Momentos como éste fueron aprovechados por “Sugar” Leonard contra Tommy Hearns y Marvin Hagler, para mostrar su grandiosidad. Ahora el turno es para Mayweather.