Deportes

Diriangén al galope


Mariano López

Diriangén parece estar asegurado en la final del Torneo Apertura 2007. Con un marcador amplio 3-1, los Caciques hirieron de muerte al Ferreti, afectado por el peso y la presión del juego, además del empuje del rival.
Con este resultado Ferreti está obligado a ganar por al menos 3-0 en el choque de cierre de esta ronda el próximo domingo.
Ante un casi lleno estadio Olímpico del IND, con su fútbol meticuloso y ordenado, Diriangén maniató el planteamiento dinámico y agresivo de los capitalinos.
La sentencia del juego y aparentemente de la semifinal, fue redactada por gol de César Salandia al minuto nueve. El gol del panameño Raúl Leguías a los 32 y el de Armando Reyes a los 68, mostraron la fragilidad defensiva del cuadro capitalino.
Los diriambinos resolvieron el encuentro en el duelo de ajedrez de los entrenadores. Y los años de experiencia jugando juntos de los dirigidos por Martín Mena superaron claramente los recursos de la tropa que conduce Róger “Pinocho” Rodríguez.
El duelo de estrategias presentó a un equipo que buscó cómo ganar, tal fue Diriangén, y a otro que se concentró en evitar perder.
Una de las grandes atracciones del juego era el enfrentamiento de los dos mejores goleadores del torneo, Emilio Palacios, del Ferreti, y César Salandia, del Diriangén. Sin embargo, Palacios se vio constantemente trabado y no pudo ser funcional frente al muro de contención llamado Donald Parrales.
Persecución, desgaste, agobio, tensión, esfuerzo, eran condimentos del primer tiempo, que sólo se disfrutaba con escasos atrevimientos al área cacique, pero sin balones benditos de gol. Disparos lejanos que terminaban lejos de la meta, sólo en una ocasión el portero Denis Espinoza, del Diriangén, fue perforado por un potente disparo a quemarropa de Palacios, quien fue la golondrina que quiso cargar al equipo, ese fue todo el daño que llevó con claridad el promocionado ataque local.
El juego de los capitalinos fue devorando el tiempo entre mordiscos de bostezos, hasta que el central mandó a estos inmorales de la tacañería al descanso final decretando el vigoroso triunfo 3-1 de los Cacique que casi están en la final del Apertura.
Ferreti estuvo mal. No sólo no defendían bien, sino que su ofensiva se fue arruinando. Así se dio el desenlace del encuentro, los diriambinos empiezan a disfrutar el boleto a otra final de su historia.