Deportes

A sacarse chispas


Mariano López

El Walter Ferreti, de Róger “Pinocho” Rodríguez, buscará sorprender esta tarde, en el Olímpico del IND, a un Diriangén letal, en el duelo más atractivo de las semifinales del torneo Apertura 2007 del fútbol de Primera División.
Dos estilos de fútbol distintos y mentalidades opuestas se contrapondrán hoy en la cancha de la capital, en un choque en el que el local Ferreti cuenta, en principio, con más cartas a su favor.
La escuadra diriambina, que en la fase regular venció al Ferreti en una ocasión en dos encuentros, se presenta en plena forma, con el aliciente del regreso del zaguero Donald Parrales a la línea defensiva, y eso motiva a creer al conjunto en pasar a la final de la Liga.
Los dirigidos por “Pinocho” Rodríguez tendrán que sobreponerse a algunas inconsistencias padecidas durante esta campaña, haciéndose más fuertes en defensa y sin dejarse intimidar.
Al Ferreti se le conocen pocas debilidades. El club cuenta con una zaga muy sólida, apoyada en hombres como Néstor Holweger, Mario Gastón y Erick Vallecillo.
La escuadra capitalina está, además, muy bien cubierta en el centro, muy dinámico gracias al argentino Lucas Piccinini y Miguel Masís. Y, además, es un equipo con un atacante que marca goles, Emilio Palacios. Ferreti echará de menos en el ataque al hondureño Luis Valladares, que esta temporada no puede jugar la semifinal del torneo por lesión.
Para cuando éstos se enfrenten, ya se sabrá lo acontecido en el estadio Glorias Costeñas, donde el Bluefields recibe al Real Estelí.
Sobre el papel, Estelí se presenta muy superior en calidad y cantidad de plantel al cuadro costeño, y el técnico Otoniel Olivas recupera a su “faro”, Elmer Mejía, ausente durante un mes por un problema extradeportivo. También está recuperado el delantero Rudel Calero, que en partido liguero jugó unos minutos.
En el Tren del Norte existe optimismo, es más, se confía en dejar hoy mismo entreabiertas las puertas de la final. Tampoco preocupa si llegase sólo una victoria “corta”, ya que los estelianos se consideran capaces de ganar en cualquier campo.
Bluefields llega al duelo de ida con una especie de piel de cordero, sabedor de su condición de víctima, pero consciente de que, con ello, tiene mucho por ganar y poco que perder. Y la ilusión para lograr el pase está en marcar en su campo.