Deportes

Ofilio llegó a decidir


Carlos Alfaro

Durante los tres primeros episodios del juego, las Fieras del San Fernando sintieron el gran vacío que generaba la ausencia de Ofilio Castro... Cuando apareció, se dieron cuenta de que su presencia en el juego es más valiosa de lo que creían.
Ofilio descargó el imparable que decidió el juego a favor del San Fernando 6x2 sobre el Bóer, que vio acortarse su ventaja a sólo 3.5 juegos de Masaya, su más cercano seguidor en la contienda.
“Llegué buscando cómo chocar bien la pelota. Figueroa es un gran lanzador y pensaba en al menos hacer que tuviéramos ventaja de una”, comentó el artillero.
Con el desafío empatado a dos carreras en el cierre del cuarto inning, y con corredores en segunda y tercera y dos outs, Ofilio entró de emergente por Gilton Calderón, y ligó imparable al central, que dio ventaja al San Fernando de 4x2, que de inmediato se puso 5x2.
Con el hit anotaron Darío Delgado desde tercera base y Norman Cardoze desde la intermedia. Hubo tiro a home plate y Ofilio aprovechó para colarse en la intermedia. Figueroa cortó el disparo, tiró mal a segunda, y eso lo aprovechó el corredor para anotar la tercera carrera del episodio.
El juego comenzó prometedor para el Bóer, tras tomar la delantera 1x0 en el tercer inning por elevado de sacrificio de Jorge Núñez... Pero San Fernando, en el cierre, realizó rally de dos carreras, sobresaliendo un doble impulsador de Víctor Gutiérrez, más imparable remolcador de Eddy Talavera.
Vincent Palmer empató el juego a dos por elevado de sacrificio, pero de ahí, toda la ofensiva en lo que restó del juego le correspondió a las Fieras del San Fernando.
Luego del rally de tres en el cierre del cuarto, en el séptimo Masaya anotó su última carrera, en medio de un conato de pleito entre Figueroa y Ofilio, luego que el artillero recibiera un pelotazo. La carrera en esa entrada fue lograda por hit impulsador de Danilo Sotelo, para el definitivo 6x2. Antes, Ofilio fue out en home.
Willy Lebrón fue el ganador, tras lanzar seis sólidos episodios, e impactar con una recta humeante de hasta 94 millas por horas.
“Me sentí muy fuerte en la loma. Mi mejor pitcheo fue el sinker, pero también sabía que ellos no me tocarían la recta porque hoy estaba veloz”, dijo el lanzador.
El Bóer presenta racha de dos derrotas en fila, y hoy, a partir de las dos de la tarde, en el Estadio Nacional, buscará escapar del mal momento, mientras vuelve a medirse a las Fieras que anuncian al derecho Diego Sandino.
“Creemos que podemos ganar estos tres juegos. Si lo hacemos, sería fantástico, porque estaremos a sólo juego y medio de la punta, algo que parecía imposible de lograr tras ver al Bóer en una gran racha recientemente”, dijo el manager Omar Cisneros.